viernes, 21 de octubre de 2011

Biodiversidad III

Hoy hablaré del Modelo de EXTREMADURA BIO, un modelo económico sostenible y basado en los recursos naturales y en la riqueza de nuestra biodiversidad, es decir de EXTREMADURA. Nuestra propuesta desde el punto de vista organizativo tiene gran similitud con el sistema organizacional ecológico,  es decir basado en un SISTEMA, éste a su vez sustentado en tres Comunidades y con  HERRAMIENTAS que lo hacen funcionar.

El concepto de SISTEMA en este modelo lo definimos de la siguiente manera: elementos que interactúan de manera cohesionada y que desarrollan competencias funcionales distintas y a diferentes niveles. La unidad básica del SISTEMA la denominamos COMUNIDAD y en nuestro SISTEMA actúan tres COMUNIDADES categóricas: la BIOLÓGICA, LA COGNITIVA Y LA CULTURAL. Comunidades que interactúan, son interdependientes y se complementan, y además de una  manera sostenible.

La comunidad básica y de primer nivel sería la COMUNIDAD BIOLÓGICA que es la que establecería los recursos y los límites de los mismos para asegurarse que su gestión y explotación sean sostenibles. Las funciones que haría son varias; identificación, suministro, diversidad de elementos, etc... se convierte en la unidad básica para su aporte a la investigación,  a la gestión sostenible del sistema y para la derivación en valor añadido a las otras dos Comunidades.

La segunda comunidad sería la COMUNIDAD COGNITIVA, que es la que identificaría, cuantificaría y definiría el valor de los recursos naturales, en toda su gama, amplitud y profundidad. Su función sería básicamente el CONOCIMIENTO; la investigación, la innovación, el desarrollo de nuevos productos, etc. 

Y la tercera sería la COMUNIDAD CULTURAL es decir la que saca partido de ese conocimiento, bien como ciudadano mejorando su calidad de vida o bien como empresa desarrollando los productos o servicios que el modelo vaya generando; si es en base al turismo, a la creación de nuevos vegetales, al desarrollo de la energía solar, etc..

Pero falta algo, es decir cuáles son los criterios  o principios rectores que van a poder poner en marcha el MODELO. Hemos considerado cuatro herramientas imprescindibles:  El LIDERAZGO para desarrollar este modelo, la ORGANIZACIÓN para hacerlo eficaz y sostenible fundamentalmente, PARTICIPACIÓN CIUDADANA para que todos los extremeños se puedan beneficiar de él y la INNOVACIÓN como palanca estratégica y táctica, ya sea para productos que ya existen y mejorarlos o para productos nuevos  como: Biomedicina, Biotecnología, Bioinformática, Biomecánica, Bioalimentación, Biocarburantes, etc.
Y os preguntaréis el por qué de esta propuesta, pues bien lo explicaré en forma resumida:
Dehesa. Foto: VerdeLab
  1. Tenemos un valor real en Extremadura que son los recursos naturales de todo tipo: sol, aire limpio, agua, suelo, flora, fauna...en cantidad y calidad.
  2. Esa riqueza de diversidad genética puede utilizarse para biofarmacia por ejemplo, o para nuevas variedades vegetales o para nuevas encimas para la industria...
  3. Tenemos el mejor ecosistema sostenible que se conoce: la dehesa y es un espacio lleno de oportunidades de negocio sobre todo para la ganadería de primera calidad, a  para ser parte del banco de compra y venta de emisiones de Dióxido de Carbono.
  4. Tenemos sol y calidad atmosférica, el desarrollo, sólo por poner un ejemplo, de la energía solar es una gran fuente de  riqueza y empleo.
  5. Tenemos AGUA, el recurso que es valiosísimo ya, pero que será estratégico en un escenario de cambio climático.
  6. Tenemos 42.000 km2 de suelo, en cantidad y calidad en la UE.
Y ¿qué necesita hoy y mañana el mundo?:
  1. Alimentarse,  hoy ya a 7.000 millones de personas en nuestro planeta,  una exigencia de una alimentación sana y segura, nosotros podemos ser hoy parte de esa despensa más exigente, pero también podemos ser parte de aquellos que no tienen para comer poniendo en sus territorios variedades vegetales resistentes a la sequía, a la aridez del terreno y ser pioneros en la investigación de nuevas variedades resistentes al cambio climático, donde la escasez de agua va a ser uno de los factores que más va a contribuir al cambio de la agricultura.
  2. A suministrar energía limpia y no sólo del sol sino también de la biomasa como ya se está haciendo, pero además desarrollando aquí la I+D+i y las tecnologías que lo hagan posible.
  3. Y además cada día a más gente le importa la calidad de vida, vivir mejor de forma más sana y saludable, hacer turismo en entornos con calidad ambiental y ricos en biodiversidad. Extremadura es ese lugar si sabemos gestionarlo bien en el presente y futuro, ser una verdadera alternativa de turismo sostenible y respetuoso con el medio. 
Podría contaros más cosas, pero creo que está bien por hoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada