domingo, 30 de octubre de 2011

Compromiso Empresarial contra el Cambio Climático

Más de una veinte de empresas catalanas aplicarán planes voluntarios contra el cambio climático

Un sello distinguirá a las que expresen su compromiso de reducción de las emisiones de CO2



Un total de 22 empresas e instituciones se han comprometido en Catalunya a aplicar planes voluntarios para mitigar el cambio climático. Por eso, evaluarán sus emisiones de gases invernadero, se someterán a una evaluación pública de los progresos logrados y fijarán planes de reducción o compensación del CO2 emitido. Su iniciativa será premiada por la Generalitat con un sello a aquellas que superen esta revisiones, según indicó Marta Subirà, directora general de Polítiques Ambientals. No obstante, sólo tres empresas e instituciones ligadas a la Generalitat (las oficinas de Medi Ambient en avenida Sarrià/Diagonal, y las dos empresas de TMB) se han implicado hasta ahora. No obstante, los acuerdos voluntarios son la manera de reducir y abaratar los consumos energéticos. Subirà indicó que en el futuro estas empresas podrían ver reconocida su acción siendo primadas en los concursos y adjudicaciones públicas. La campaña cuenta con el apoyo de la fundación Empresa y Clima.
La directora general de Polítiques Ambientals de la Generalitat, Marta Subirà, precisó la Generalitat confía en que en los próximos meses se sumen más entidades, entre ellas las empresas públicas adscritas a la conselleria de Territori i Sostenibilitat.
"El programa de acuerdos voluntarios otorga una etiqueta que reconoce a las organizaciones adheridas el esfuerzo de reducción de emisiones. La mera adhesión al programa no da derecho a utilizarla, sino que deben evaluar las emisiones con un inventario y planear las medidas de reducción", agregó. Las organizaciones mantienen la etiqueta mientras continúen formando parte del programa y, por lo tanto, siempre que sigan aplicando anualmente el procedimiento de evaluación de las emisione y medidas.
Los acuerdos voluntarios no incluyen por tanto a aquellas empresas sujetas a la diretiva europea de comercio de emisión, que fija unos derechos anuales de emisión de CO2. Entre las empresas adheridas están la empresa de servicios ambientales Lavola, ERF Gestió i Comunicació Ambiental, Accionatura, el Tinter (compañía de Artes Gráficas), las oficinas del área de Medi Ambient del Área Metropolitana o la Universitat de Girona.
Sorprende que sin embargo no hayan expresado su adhesión las empresas de sector químico, de Tarragona, aunque a partir del año 2013 estarán sujetas a la directiva europea, que se ha ampliado a diversos sectores industriales sujetos al comercio de emisiones.
Para más adelante, la Generalitat estudia la posibilidad de que las empresas evalúen la huella de carbono de sus productos, pues los ciudadanos empiezan a percibir la necesidad de que los artículos de consumo lleven incorporadas las emisiones asociadas a su producción, manufactura y transporte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada