lunes, 31 de octubre de 2011

El mejor efecto demostración para las pymes.

El color verde, en la práctica

El Instituto de la Empresa Familiar recoge las mejores experiencias en innovación sostenible de 22 compañías nacionales y extranjera

Cinco Días - Madrid -

La empresa familiar también se siente capaz, al igual que las grandes corporaciones, de asumir el reto de la sostenibilidad como un factor de mayor productividad. Así ha querido plasmarlo en Instituto de la Empresa Familiar en su estudio Mejorando la Productividad y Competitividad en las empresas familiares, publicado este mes, en el que este organismo recoge 22 casos de compañías que asumen prácticas más verdes. Estas empresas, dice el informe, firmado junto al Centro de Alianzas para el Desarrollo (CAD) y el World Business Council for Sustainable Development (WBCSD), pueden ligar más fácilmente su estrategia a la sostenibilidad por su perspectiva a largo plazo y su sentido de pertenencia.
Leche Pascual ha puesto en marcha diversas iniciativas de eficiencia energética. Así, desde 2008 ha apostado por la renovación de la flota de larga distancia. El pasado año, un total de 225 tráileres han sido sustituidos por camiones menos contaminantes. Además, en enero presentó los primeros vehículos comerciales híbridos del sector de alimentación, con lo que el 13% de su flota de reparto usa energías alternativas.
Riu Hoteles, con más de medio siglo de recorrido desde el pequeño hotel en Mallorca que abrieron sus fundadores, Carmen y Luis Riu, ha enfocado su apuesta medioambiental desde una mejor gestión del agua en sus establecimientos. La compañía ha reducido el volumen de agua de la cisterna del inodoro y ha colocado mecanismos de doble descarga. La apuesta más innovadora de la empresa en este sentido es el desarrollo de espacios verdes más eficientes con menor demanda de recursos materiales.
El ahorro de agua también es una constante de las Bodegas Torres. La empresa ha instalado sistemas inteligentes de irrigación que se adaptan a las necesidades de cada viñedo. Torres ha construido una planta biológica de tratamiento de aguas residuales que permite depurar unos 1.200 metros cúbicos diarios.
Otras iniciativas se han orientado al ahorro energético, como es el caso de la sede de Inditex en Arteixo. La compañía textil ha construido una planta de cogeneración de 5.000 kilovatios, una instalación de solar fototérmica de 1.500 metros cuadrados y un aerogenerador eólico de 850 kilovatios, todo gestionado por un sistema de control integrado que se adapta a las necesidades de la compañía. La infraestructura permite abastecer más del 50% de las necesidades energéticas del complejo gallego.
Novartis fue una de las primeras en asumir de forma voluntaria la reducción de gases contaminantes por su actividad. La compañía superó en 2007 su objetivo de eficiencia energética acumulando un 9% de ahorro. Ese mismo año, la multinacional emitió en España un 13% menos de dióxido de carbono. La empresa seguirá implementado diversos programas para afinar en la eficiencia energética, como el uso de energía renovable, la inversión en biocarburantes y el desarrollo de programas de reforestación.
El gigante del acero ArcelorMittal decidió este año iniciar la rehabilitación de los terrenos de Liberia donde extrae hierro. Las minas están situadas en una de las pocas zonas de bosques húmedos que quedan en África occidental. El trabajo de recuperación de este espacio único llevará unos 15 años a la compañía.
El impacto medioambiental de los productos para el hogar llevó a la empresa SC Johnson a patentar Greenlist, un programa orientado a la reducción de los componentes peligrosos para la salud y el entorno en su fabricación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada