viernes, 30 de diciembre de 2011

El ATC estará en Castilla - La Mancha.

Cuenca albergará el primer almacén de España para residuos de alta actividad


Madrid, 30 dic (EFEverde).- El municipio de Villar de Cañas (Cuenca) ha sido el escogido para albergar la sede definitiva del Almacén Temporal Centralizado de Residuos Radiactivos (ATC), el primero de alta actividad que se construirá en España, con la oposición de las ONG ecologistas y el PSOE de Castilla-La Mancha.

Ver Emplazamiento del ATC en un mapa más grande

Mapa con las fincas propuestas por Villar de Cañas ( de Izquierda a derecha y de arriba abajo) La carbonera (i); Las balanzas (Centro superior) y Los blancares (inferior central)

La decisión ha sido adoptada hoy por el nuevo Gobierno del PP en su segundo Consejo de Ministros, donde se ha optado por elegir a este municipio agrícola de medio millar de habitantes, situado a unos 135 kilómetros al sureste de Madrid.

La vicepresidenta primera y ministra Portavoz, Soraya Sáenz de Santamaría, ha explicado que la decisión se había demorado siete años y que desde el 1 de enero del 2011 este retraso costaba a España 60.000 euros diarios.

Ha destacado asimismo que la localidad escogida reúne los requisitos de idoneidad, y que la construcción del ATC en esta zona supondrá una inversión de 750 millones de euros, 300 empleos directos, así como una aportación a la vertebración dentro del territorio.

Nada más conocerse la noticia, la plataforma contra el ATC, o cementerio nuclear en Cuenca, ha convocado a una concentración esta tarde para expresar su rechazo, mientras que los vecinos de Villar de Cañas han mostrado su alegría por esta decisión que les traerá, han afirmado a Efe, "progreso y trabajo".

También el Gobierno de Castilla - La Mancha (PP) ha calificado la noticia de "magnifica" y el Foro Nuclear ha celebrado una decisión, que no ha gustado nada a las principales ONG ecologistas ni al PSOE de esta comunidad, cuyo portavoz en las cortes, Jose Luis Martínez Guijarro, ha asegurado que su partido está "radicalmente en contra" de que Cuenca se convierta en el "estercolero nuclear" de España.

El secretario de Medio Ambiente del PSOE, Hugo Morán, ha informado que pedirá la comparecencia del ministro de Industria en el Congreso de los Diputados para que explique la decisión.

Las asociaciones ecologistas Greenpeace y Ecologistas en Acción y el partido verde Equo han rechazado esta ubicación y han calificado la decisión adoptada de "meramente política e inexplicable".

Se da la circunstancia de que el pleno municipal de Villar de Cañas aprobó en 2010 renunciar a percibir la mitad de la aportación que le correspondería por albergar el ATC, si resultaba elegido entre los ocho municipios candidatos, lo que se traducirá en 72 millones de euros menos a lo largo de 60 años.

Una comisión interministerial del Gobierno socialista, encargada de evaluar los emplazamientos, aprobó en septiembre de 2010 un informe en el que situaba la candidatura de Zarra (C.Valenciana) con la mayor puntuación (304 puntos), seguida de Ascó (Tarragona) (300), Yebra (Guadalajara) (290) y en cuarto lugar el hoy elegido Villar de Cañas (Cuenca) (272).

Con esta decisión se pone fin a un largo (siete años) y polémico proceso por las posturas enfrentadas de las distintas administraciones.

El único ATC que existe en España, es el de El Cabril (Córdoba), pero solo tiene capacidad para tratar residuos de baja y media actividad.

Por ello, actualmente los residuos son almacenados en las piscinas de las propias centrales nucleares, o en sus almacenes temporales en seco (como es el caso de Zorita).

Además, desde el 1 de enero de 2011, la empresa española Enresa tiene que hacer frente a un pago de 60.000 euros diarios por no cumplir con el plazo final convenido con la empresa gala Areva, que se hizo cargo de los desechos de la vieja planta de Vandellós I, ya cerrada, hasta que se construyera el ATC que ahora albergará Villar de Cañas.EFEverde
pg/jrr

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada