jueves, 22 de diciembre de 2011

Los renos de Canadá desaparecen a marchas forzadas


Toronto (Canadá), 22 dic (EFEverde).- Organizaciones medioambientales culparon hoy a las autoridades federales y provinciales de Canadá por el dramático descenso del mayor rebaño de renos del mundo que en diez años ha pasado de 385.000 animales a alrededor de 50.000.
Organizaciones medioambientales de Canadá han denunciado la desaparición de la cabaña de renos, de 385.000 a alrededor de 50.000 ejemplares en diez años, y lo achacan a la minería de hierro, a la energía hidroeléctrica y a la construcción de carreteras. En la foto de archivo, dos ejemplares de reno. EFE/TATYANA ZENKOVICH


Según han reconocido las propias autoridades canadienses, el rebaño de renos de George River, animal conocido como caribú en Norteamérica, se ha reducido un 87% esos años.

La organización Survival International, dedicada a la defensa de los derechos de los pueblos indígenas, culpó del declive de a "la minería de hierro a gran escala, la inundación de grandes áreas para energía hidroeléctrica y la construcción de carreteras" a través de un comunicado.

En términos similares se manifestó el portavoz de Sierra Club Canadá, una de las principales organizaciones ecologistas del país.

John Bennett, portavoz del grupo, declaró a Efeverde que "nuestros gobiernos federal y provincial han puesto los intereses madereros, mineros y eléctricos por delante de la defensa de la biodiversidad de Canadá".

"La manipulación del que fue en el pasado el increíble rebaño de caribús de George River ha provocado su rápido declive", añadió Bennett.

Predadores, enfermedades y cambio climático

Por su parte, las autoridades provinciales canadienses han achacado el descenso de la población a circunstancias "naturales", desde comida a predadores, enfermedades y cambio climático.

Precisamente este mes Canadá se convirtió en el primer país que se retiró del Protocolo de Kioto ante la imposibilidad de conseguir reducir sus emisiones de gases invernadero a los niveles exigidos por el tratado.

El primer ministro canadiense, Stephen Harper, dijo que los objetivos de Kioto eran "estúpidos" mientras que su ministro de Medio Ambiente, Peter Kent, reconoció que el gobierno canadiense nunca tuvo la intención de cumplir con el protocolo internacional.

En Labrador, las autoridades se han visto obligadas a reconocer la gravedad de la situación y han anunciado "nuevas medidas de gestión" del rebaño para la temporada de caza 2011-2012.

En agosto, el Gobierno de Terranova y Labrador ya anunció el retraso de la apertura de la veda.

Reducen periodo de caza

Ahora, el ministro de Medio Ambiente y Conservación de la provincia, Terry French, ha señalado que "la investigación en marcha y los esfuerzos de vigilancia desde el censo de 2010 sugieren que se está produciendo un mayor declive de la población de caribús de George River.

Por ello French dijo que las autoridades reducirán el periodo de caza de ocho a tres meses, hasta el 20 de marzo.

Pero Bennett señaló que el dramático descenso de los números de renos no debería ser una sorpresa.

"Sierra Club Canadá ya hizo sonar la alarma y exigió medidas para salvar los caribús de Canadá casi hace 10 años. Quizás estas noticias convencerán a nuestros líderes a que la protección ecológica no es sólo un asunto de comunicación", explicó Bennett. EFEverde

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada