domingo, 25 de diciembre de 2011

Me gusta mucho!

Navarro abraza el ecologismo

El primer secretario del PSC quiere disputar a ICV el discurso antinuclear


Pere Navarro y la responsable de Medio Ambiente del PSC, Núria Marín, ayer con miembros de Greenpeace en el Rainbow Warrior. / ALBERT GARCIA



Si en algo están de acuerdo todas las familias del Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC) es en que las razones de sus sucesivos batacazos electorales tienen mucho que ver con el divorcio entre el partido y sectores clave de la sociedad. En los últimos años han perdido el apoyo de buena parte del mundo intelectual y de los movimientos juveniles, y no han conectado con el ecologismo. Pere Navarro se comprometió a remediar estas carencias en el cónclave socialista del pasado fin de semana y ayer se puso manos a la obra en una tarea que se prevé titánica. El nuevo primer secretario del PSC optó por escenificar el cambio del partido respecto a las políticas ambientales con una visita al buque insignia de Greenpeace, el Rainbow Warrior III, recién salido de los astilleros y anclado en el puerto de Barcelona.


Navarro entiende que el PSC debe arrebatar a Iniciativa per Catalunya (ICV) el casi monopolio que tiene sobre el voto ecologista y que “las políticas ambientales deben impregnar toda la acción del partido”. De su discurso hay pocas concreciones, pero sí una firme que le distingue de la política seguida ahora por el PSC: cerrar las centrales nucleares sin nuevas demoras. En este sentido, Navarro apuesta por la fecha de 2020 como límite para el cierre, ocho años antes de lo que establecía el programa del PSOE en las elecciones generales. “Es algo que se tiene que hacer lo antes posible”, dijo ayer en presencia de la delegada de Greenpeace en Cataluña, Anna Rosa Martínez. Navarro entiende que se deben explorar “nuevas fuentes de energía”. Como alcalde de Terrassa, ha destacado por programas pioneros en energía solar y por el apoyo a la bicicleta como transporte urbano. Ahora se enfrenta al reto de arrastrar hacia estas posiciones a un partido que en los últimos años frenó o dejó exclusivamente en manos Iniciativa las políticas ambientales de la Generalitat.


La delegada de Greenpeace en Cataluña apostó ayer por dar un voto de confianza a Navarro. “El nuevo PSC muestra un talante muy diferente al de su predecesor respecto a nosotros”, dijo. Eso sí, los ecologistas le pusieron deberes: estudiar a fondo el programa bautizado como Energía 3.0, que persigue cubrir exclusivamente con energías renovables todas las necesidades energéticas.


Tras la visita a Greenpeace, Navarro continuará la semana que viene su gira para dar a conocer “el nuevo PSC”. La próxima gran cita es el jueves. Le recibirá el presidente Artur Mas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada