domingo, 18 de diciembre de 2011

Tres Nobel y el hallazgo del siglo

Glashow, Gross y Veltman siguieron la presentación del LHC en el nuevo IFT 

de Madrid

N. D. MADRID 18/12/2011 08:20

Imagen de la sede del nuevo IFT.

Imagen de la sede del nuevo IFT.


Tres premios Nobel de Física y el descubrimiento del siglo sirvieron la semana pasada para inaugurar la nueva sede del Instituto de Física Teórica (IFT) en el campus de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM).

El martes, mientras los investigadores del Gran Colisionador de Hadrones de Ginebra presentaban sus últimos resultados, un nutrido grupo de físicos internacionales seguía la escena por streaming en el salón de actos del IFT. Los investigadores del LHC presentaron indicios del bosón de Higgs. En Madrid, la presentación sirvió de arranque para un congreso inaugural del IFT que se extendió hasta el viernes y al que han asistido los Nobel de Física David Gross, Martinus Veltman y Sheldon Glashow.

El instituto fue creado en 2003 como centro mixto de la UAM y el CSIC

El IFT fue creado en 2003 como centro mixto de la UAM y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Tras su creación, ambas entidades decidieron darle una sede nueva dentro del campus de Cantoblanco, cuya edificación comenzó en 2007 y se salvó por poco de quedar paralizada debido a la crisis. De hecho, el instituto no tiene cafetería porque el dinero se agotó antes de que se terminara de habilitar. La investigación en el IFT se centra en partículas elementales y cosmología, "las bases fundamentales de la naturaleza", según lo describe el físico Alberto Casas, director del centro.

"En este momento hay tres centros líderes en física teórica: Princeton, Stanford y Cambridge", explica. "Después hay otro nivel de 15 o 20 institutos muy buenos en todo el mundo entre los que se encuentra el IFT", añade.
BigBOSS

Se centra en partículas elementales y cosmología

En cosmología abarca los dos principales misterios del universo: la materia oscura y la energía oscura, que componen en torno al 96% del universo y que aún no han sido detectadas de forma directa. Uno de los proyectos en los que participa el IFT es Multidark, que aúna teóricos y experimentalistas en la detección y estudio de materia oscura. En el futuro próximo, el IFT colaborará en dos grandes proyectos en este campo. El primero es BigBOSS, un detector de energía oscura que se planea en EEUU y en el que el IFT es la representación española. Investigadores del instituto también participan en CDMS, "el detector de materia oscura más grande del mundo", según Casas.
Fuente: Público

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada