domingo, 22 de enero de 2012

Descubren pistas energéticas y climáticas en el Golfo de Cádiz


Lisboa, 20 ene (EFEverde).- Un grupo de científicos ha descubierto en en el Golfo de Cádiz sedimentos que aportan nuevas pistas sobre la potencialidad energética de la zona, el impacto del cambio climático y la periodicidad de los movimientos tectónicos.
Científicos de 14 países han descubierto pistas energéticas y climáticas en el fondo del Golfo de Cádiz. En la foto de archivo, superficie rocosa de la citada zona submarina correspondiente a un campaña de investigación del Instituto Español de Oceanografía (IEO). EFE/IEO

Atracado en el puerto de Lisboa después de dos meses de expedición, el imponente buque internacional "JOIDES Resolution" guarda valiosas muestras geológicas analizadas por 35 investigadores de 14 nacionalidades.

La expedición del "JOIDES", perteneciente al Programa Integrado de Perforación del Fondo Oceánico (OIDP, por sus siglas en inglés), realizó siete perforaciones a lo largo del Golfo de Cádiz, que comprende la provincia del mismo nombre, Huelva y el sur de Portugal.

Allí se extrajeron de la corteza profunda del mar pruebas sedimentarias antiquísimas que explican el desarrollo y formación de las corrientes marinas entre el Mediterráneo y el Atlántico en los últimos seis millones de años.

El investigador español Francisco Javier Hernández-Molina, profesor en la Universidad de Vigo, fue uno de jefes de la expedición, donde su tarea fue coordinar, compilar y procesar los datos extraídos a partir de los sedimentos submarinos.

Terremotos como el de Lisboa (1755) y el de Lorca (2011)

En declaraciones a Efe, el gaditano Hernández-Molina explicó que las muestras obtenidas profundizan en el estudio de movimientos tectónicos de la zona, donde confluyen la placa europea y africana a la que se relaciona con fuertes terremotos, como el de Lisboa en 1755 y el de Murcia el pasado año.

"A la escala que hemos trabajado (6 millones de años), hemos visto que el comportamiento tectónico es cíclico y que continuará en el futuro", expuso el profesor universitario.

El buque "JOIDES" se convirtió durante dos meses en una frenética sala de operaciones compuesta por una precisa cadena de trabajo cuyo objetivo principal fue desentrañar el valor geológico de sedimentos marinos recogidos a grandes profundidades.

Evolución del clima

Las muestras halladas de roca y arena muestran también la evolución del clima en el pasado que sirve para entender cómo se comportará de "manera natural en el futuro" y para comprender la "interacción" que el hombre ha desempeñado en él, comentó Hernández-Molina.

La potencialidad energética del Golfo de Cádiz -que tiene entre 100 y 150 kilómetros de extensión- es otro de los resultados más llamativos confirmados por la expedición.

Según el docente de geología marina, la porosa y permeable configuración del área estudiada es susceptible de acoger hidrocarburos entre capas sedimentarias.

De cara a las perforaciones petroleras, este "es un objetivo interesante para las empresas de petróleo que cada vez se están trasladando a medios más profundos", adujo.

"Joides"

El "JOIDES Resolution", el segundo mayor barco de perforación del mundo, acogió a bordo a un centenar de personas entre científicos, paleontólogos y operarios que trabajaron incansablemente durante 24 horas diarias divididos en varios turnos.

Construido a comienzos de la década de 1980 y remodelado en 2003, el buque tiene una torre de perforación de 62 metros de altura en su cubierta, responsable de extraer los sedimentos marinos con unos resistentes y flexibles tubos coronados por una especie de arietes compuestos de diamantes.

La embarcación ya ha explorado las aguas del Ártico y varias cordilleras marinas del Atlántico y el Pacífico bajo la supervisión de la iniciativa OIDP, que tiene apoyo financiero de Estados Unidos, Canadá, Japón y varios países europeos. EFEverde

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada