lunes, 16 de enero de 2012

España paga ya 64.900 euros/día por retraso en el retorno de residuos en Vandellós

Madrid, 16 ene (EFEverde).- España ha pagado a Francia un millón de euros en lo que va de año -64.900 euros diarios- en concepto de penalización por el retraso en el retorno de los residuos nucleares de la planta de Vandellós I, según datos suministrados por Enresa.
Un incendio en un transformador ha obligado a parar la central nuclear Vandellós II en Tarragona, ha informado el Consejo de Seguridad Nuclear que ha descartado daños a trabajadores, a la población y al medio ambiente. En la foto de archivo la central nuclear. EFE/ Jaume Sellart
La penalización comenzó a pagarse a partir del 31 de diciembre de 2010, fecha acordada por ambos países, en la que España debería haberse hecho cargo de este material.

Hoy, el ministro de Industria, Comercio y Turismo, José Manuel Soria, ha aludido al "inconveniente" que podría ocurrir si "cualquier día un juez francés" estima la demanda de un colectivo para vetar la entrada de más residuos nucleares a suelo francés.

"Qué problemón tendríamos entonces en España", ha añadido Soria en declaraciones a TVE, al tiempo que ha defendido la elección del municipio castellano-manchego de Villar de Cañas para acoger el almacén de residuos nucleares de alta actividad.

En total, deben retornar a España 13 metros cúbicos (84 unidades) de residuos de alta actividad vitrificados y 666 metros cúbicos de residuos de media actividad de combustible gastado de la nuclear Vandellós I, enviado a reprocesar a Francia.

Las penalizaciones establecidas por retrasos en el retorno, ascienden en la actualidad a 64.900 euros diarios.

El acuerdo contempla que cuando se disponga de un almacenamiento en España y hayan retornado los residuos de Vandellós, se realizaría "una regularización de cuentas", han explicado a EFE fuentes de Enresa.

Y se restaría de la cantidad total penalizada a la parte española, los costes que presente COGEMA (empresa púbica francesa) en concepto de almacenamiento (inversiones y operación) y otras actividades conexas contratadas por COGEMA a terceros.

En caso de que esa regularización resultase a favor de la parte española, se efectuaría la liquidación correspondiente.

En caso de que no llegar a existir una instalación de almacenamiento disponible en España, los costes de penalización serían soportados íntegra y definitivamente por la parte española.

Un sólo viaje en tren, cargado con una treintena de contenedores, podría bastar para retornar a España los residuos de Vandellós, depositados en el almacén nuclear que la empresa estatal francesa AREVA posee en La Hague (Normandía), según responsables de la misma.

En 1988, un incendio declarado en la central de Vandellós I (Tarragona) provocó el peor accidente nuclear habido en España y su posterior desmantelamiento. EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada