miércoles, 18 de enero de 2012

La AIE rebaja la previsión de
demanda de crudo por el parón
de la eurozona en 2012


18.01.2012
PARÍSEfe



La Agencia Internacional de la Energía (AIE) revisó hoy a la baja su previsión de demanda global de petróleo para este año, debido a los efectos de la crisis que afecta en particular a la zona euro, y no descarta volverlo a hacer en el futuro en función de las perspectivas económicas.

El consumo de crudo se situará en 2012 en una media de 90 millones de barriles diarios, 1,1 millones más que el pasado ejercicio, señaló la AIE en su informe mensual sobre el mercado petrolero, lo que significa 200.000 barriles menos de lo que calculaba en diciembre.

Los autores del estudio subrayaron que se mantienen a la espera de las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI) y de otros organismos, porque si reducen las expectativas de crecimiento económico, también volverán a disminuir la suya, aunque descartaron un estancamiento de la demanda de petróleo este año.

Con las cifras actuales, los países en desarrollo serán los que tiren de la demanda en 2012, con un aumento del 3,2 % (más que el 3 % constatado en 2011), lo que supone que absorberán 1,4 millones de barriles diarios suplementarios. La otra cara de la moneda son los miembros de la OCDE, que una vez más disminuirán su consumo de petróleo: un 0,7 % después de haberlo reducido en un 1,2 % en 2011.

Oferta
Por el lado de la oferta, en diciembre aumentó en 100.000 barriles diarios hasta 90 millones gracias a la aportación de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que puso en el mercado 240.000 barriles diarios más que el mes precedente, lo que compensó la bajada de los otros productores.

El volumen de extracción del cártel petrolero, con 30,89 millones de barriles diarios, marcó su máximo en más de tres años, gracias en particular a la recuperación de la producción de Libia, y en menor medida, a nuevas aportaciones de Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos.

La agencia coincide con la OPEP en que la demanda dirigida a sus países durante este año será de una media de 30 millones de barriles diarios, la cifra que el cártel se marcó como objetivo en su reunión del pasado 14 de diciembre.

Irán, dolor de cabeza
El verdadero motivo de preocupación es Irán, ante los pasos dados por Estados Unidos y la Unión Europea para aplicar un embargo sobre su petróleo y la respuesta del régimen de Teherán, que ha amenazado con bloquear el estrecho de Ormuz, por el que transita un tercio del crudo que se utiliza en el mundo.

Los expertos de la AIE estiman que Irán exporta unos 2,5 millones de barriles diarios, de ellos 600.000 barriles a países de la Unión Europea, y pasan revista a las posibles medidas para mitigar el cierre del estrecho de Ormuz, por el que se mueven unos 17 millones de barriles diarios.

En la eventualidad de un bloqueo de ese paso -que según los analistas militares sería de corta duración-, Arabia Saudí tiene capacidad para enviar 2,5 millones de barriles suplementarios al Mar Rojo por sus oleoductos y Abu Dhabi dispondrá en junio de un oleoducto que permitiría evitar el Estrecho.

Las reservas industriales de la OCDE aumentaron en 4,1 millones de barriles en noviembre hasta 2.647 millones, lo que representa 57,5 días de consumo, aunque se mantuvieron por quinto mes consecutivo por debajo de la media de los últimos cinco años. Los datos preliminares de diciembre apuntan a una nueva progresión
Fuente: Expansión.
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada