jueves, 19 de enero de 2012

"Las comarcas de las Hurdes y Gata para estudiar posibles aprovechamientos de biomasa, un aprovechamiento que se puede explotar en 35.000 de las 180.000 hectáreas de monte de utilidad pública".

Gobierno apuesta por aprovechar 35.000 Ha de monte público para biomasa


Mérida, 19 ene (EFE).- Extremadura cuenta con unas 180.000 hectáreas de monte de utilidad pública, de las que 35.000 pueden ser aprovechadas para biomasa, un potencial energético que el Gobierno quiere explotar con el fin de otorgarle un carácter productivo a estos terrenos y, a la vez, aumentar la sensibilización ciudadana.
"Si nosotros vemos el monte como una fuente de empleo y riqueza, tendremos más cuidado y seguramente la intencionalidad -en la provocación de incendios- disminuya", ha afirmado hoy el director general de Medio Ambiente del Gobierno extremeño, Enrique Julián Fuentes.

Lo ha hecho en la Comisión de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía de la Asamblea de Extremadura, en la que hoy a comparecido, a petición del Grupo Socialista, para informar sobre la campaña contra incendios de 2011.

Durante su intervención, ha recordado que el año pasado se registraron 612 incendios en la región, de los que 334, un 54 por ciento, fueron intencionados, mientras que en 82 se desconoce la causa, 26 fueron provocados por rayos y 170 por negligencia.

Ante este escenario, todos los grupos parlamentarios han abogado hoy por reforzar las campañas de prevención y concienciación ciudadana y, en este sentido, el director general ha mostrado su apuesta por dotar al monte de un carácter productivo, como por ejemplo el maderero o el energético.

Sobre este último, ha informado de que miembros de su departamento han visitado recientemente las comarcas de las Hurdes y Gata para estudiar posibles aprovechamientos de biomasa, un aprovechamiento que se puede explotar en 35.000 de las 180.000 hectáreas de monte de utilidad pública con que cuenta Extremadura.

Según ha dicho, la Junta ya está estudiando la fórmula jurídica para utilizar este potencial energético, que redundará en trabajos forestales, en aprovechamientos económicos y turísticos y en la higiene sanitaria de los montes, además de en la prevención de incendios.

Paralelamente, se estudia la posibilidad de acotar los terrenos incendiados para impedir el pastoreo -como ya han hecho otras comunidades autónomas-, con el fin de evitar que se prenda fuego "muchas veces intencionadamente" para mejorar la calidad del pasto del año siguiente, según ha afirmado Julián Fuentes.

En materia presupuestaria, el director general ha informado de que el Plan Infoex contará este año con 34 millones de euros, "similar" al de 2011, a los que se sumarán 20 millones de euros en inversión forestal.

Las órdenes dadas desde la Consejería a la hora de ejecutar este montante es que "se optimice ese dinero destinándolo sobre todo a mano de obra", evitando grandes infraestructuras, dado que "ahora lo que prevalece es el empleo rural".

Los medios aéreos de extinción también se mantienen, concretamente 10 helicópteros, así como los medios humanos del Infoex, dado que no han sufrido una bajada en el presupuesto, ha añadido el director general.

Y en el apartado de publicidad, ha añadido, se contará con una partida de 40.000 euros para fomentar la sensibilización medioambiental, a lo que se suma una carta que la Dirección General enviará a todos los ayuntamientos advirtiendo de que "aquél que queme el monte no puede salir impune" y puede enfrentarse incluso a penas de hasta 20 años de cárcel.

La campaña del Plan Infoex de 2011 se cerró con un total 612 incendios forestales en Extremadura, con una superficie afectada un 30 por ciento inferior a la media de la última década, y con 195 denuncias.

De estos fuegos, 292 fueron conatos -afectaron a menos de una hectárea-; 216 quemaron entre 1 y 5 hectáreas; 87 entre 5 y 25; 10 entre 25 y 100; y 7 entre 100 y 500 hectáreas. EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada