miércoles, 18 de enero de 2012

Los hogares gastan más con el 'standby' que con el ordenador

Por:  18 de enero de 2012
En los hogares españoles hay una media de 22,8 bombillas, de las cuales 8,3 son todavía de las tradicionales incandescentes, 7 de bajo consumo, 6,1 halógenas, 1,3 fluorescentes y 0,01 LED. Este es uno de los muchos resultados arrojados por un nuevo estudio del IDAE, en colaboración conEurostat, sobre el consumo energético de los 17 millones de viviendas habitadas en España. El trabajo (basado en 9.000 entrevistas y en mediciones reales en 600 casas) ha durado 18 meses y es el más completo realizado sobre el sector residencial del país. Entre los datos más llamativos destaca que las viviendas unifamiliares duplican de media el consumo energético de los pisos o que dejar los aparatos eléctricos apagados en modo espera (standby) supone un gasto de 231 kWh al año, casi tanto como el consumo medio anual del lavavajillas (246 kWh) y bastante más que el del ordenador (172 kWh).

El conjunto del sector residencial representa casi la quinta parte del consumo final de energía del país y la cuarta parte del consumo eléctrico. Si entramos más en detalle en cada casa, un hogar en España consume al año unas 0,853 toneladas equivalentes de petróleo (tep) o, expresado de otra forma, 9.922 kWh. Esto es una media muy general. El estudio del IDAE aporta ahora datos para afinar mucho más. Para empezar, si al hablar de hogar nos referimos a un piso, en un bloque de viviendas, el gasto anual medio será de 7.544 kWh. Pero si se trata de una casa aislada, unifamiliar, el gasto medio se duplica: 15.513 kWh. Del mismo modo, debido a las condiciones climáticas más duras, el gasto será mayor en una vivienda media que esté situada en zona continental (12.636 kWh), que otra en la mediterránea (8.363 kWh) o en la atlántica (9.293).


Traducido en dinero, un hogar español se gasta cada año de media 990 euros en energía. Aunque esto se refiere solo al consumo de energía dentro de la casa (en su guía de la energía, el IDAE estima que a esto habría que sumar más de 1.200 euros de media en combustible para el coche). Como se sabe, dentro de la vivienda el principal gasto, con diferencia, es la calefacción. En un hogar medio representa casi la mitad del consumo total de la vivienda. Aunque el nuevo estudio precisa que puede llegar a significar hasta el 71,2% en una casa unifamiliar en la zona climática continental.

Después de la calefacción (cuyo consumo medio anual es de 0,445 tep o 5.172 kWh), los mayores gastos de media en un hogar son por los electrodomésticos (1.924 kWh), el agua caliente (1.877 kWh), la cocina para calentar alimentos (737 kWh) y la iluminación (410 kWh). Puede sorprender que la refrigeración (aire acondicionado) esté bastante por detrás (170 kWh), claro que lo que se está midiendo es el consumo anual por hogar y el aire frío se pone solo unos meses al año.


Los electrodomésticos tienen un peso importante en la factura energética (suponen un 18,3% del gasto de la vivienda), no obstante, más de la mitad de los entrevistados no sabían cuál era la calificación de la etiqueta energética de los aparatos de su casa. Por estar siempre encendidos, los electrodomésticos que más consumen de media por hogar son el frigorífico (662 kWh al año) y el congelador (563 kWh). Curiosamente, el siguiente aparato con el que más se consume en las casas es la televisión (263 kWh). Luego está la lavadora (255 kWh), la secadora (255 kWh) o el lavavajillas (246 kWh).

Esto es con los electrodomésticos encendidos, pero apagados también tienen un gasto considerable. Aunque ya se sabía que era importante el consumo del modo standby, el estudio lo mide ahora de forma específica: 231 kWh al año de gasto medio por hogar. Se trata del 2,2% del gasto medio de energía de las casas; tanto como el consumo medio del horno (231 kWh) y bastante más que el del ordenador (172 kWh) o que el del resto de electrodomésticos (76 kWh).




El mayor consumo de las lavadoras se produce entre las 10 y las 13 horas y entre las 19 y las 21 horas, pero en festivo y en verano, sobre todo, por la mañana. El de los lavavajillas es a las horas de la comida y de la cena, aunque más por la noche los días laborables. El gasto de los frigoríficos resulta mayor en verano: Su consumo es muy lineal, pero el abrir sus puertas produce tres pequeños picos en las horas del desayuno, de la comida y de la cena. En cuanto al modo ‘standby’ de los electrodomésticos, el mayor gasto se produce entre las 24 y las 10 horas los días festivos y entre las 24 y las 14 horas los laborables.

El electrodoméstico más extendido es la televisión: se estima que en el 93% de los hogares hay dos televisores, lo que supone más de 37,7 millones de ellos en el país. La práctica totalidad de viviendas cuenta también con un frigorífico, una lavadora, un microondas y un ordenador. Lavavajillas tienen un 53% de los hogares, secadora un 28,3%, lavadora-secadora un 7,1%, congelador un 23,2%, horno un 77%. Con sistema de refrigeración cuenta el 48,9% de las casas habitadas.

En cuanto al número de bombillas, se estima que en los hogares españoles hay 392,7 millones de ellas, de las que quedan más de 143 millones de las incandescentes que más energía gastan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada