jueves, 19 de enero de 2012

Unos 900 trabajadores de Geacam protestan contra los ajustes en la empresa


Toledo, 18 ene (EFE).- Unos 900 trabajadores de la empresa pública Gestión Ambiental de Castilla-La Mancha (Geacam) se han concentrado esta tarde en las cinco capitales de provincia de la región, para protestar contra los planes de la empresa que plantea despedir a casi 1.000 de sus empleados.
Las concentraciones más numerosas han tenido lugar en Cuenca, donde unos 300 trabajadores han cortado la calle Hermanos Becerril, donde se ubica la sede central de Geacam, y en Albacete, donde se ha concentrado un número similar de empleados.

A su vez, en Toledo y en Guadalajara se han concentrado algo más de un centenar de trabajadores de Geacam, en tanto que la concentración menos concurrida ha sido la de Ciudad Real, a la que han acudido unos 80 empleados de la empresa pública.

Las concentraciones se enmarcan en las movilizaciones que han iniciado los empleados de Geacam contra los planes de ajuste de la empresa, que plantea prescindir de casi 1.000 puestos de trabajo con el despido de más de 300 trabajadores de estructura y entre 500 o 600 de incendios, según ha explicado en Toledo el responsable del sector Forestal de UGT de Castilla-La Mancha, Jesús Gutiérrez.

Estos despidos no están justificados, ha afirmado el secretario regional de la Federación Agroalimentaria de CCOO, José Sánchez de los Silos, quien ha dicho que hoy la empresa ha reconocido que "no hay un problema económico, sino que es un problema organizativo".

"No vamos a firmar ningún acuerdo que suponga merma de derechos", ha advertido De los Silos, quien ha añadido que los sindicatos tampoco van a aceptar ninguna reducción en el tiempo de trabajo y que van a luchar porque no haya más despidos y para que se reincorporen los trabajadores que ya han sido despedidos.

Tanto De los Silos como Gutiérrez, al igual que han hecho otros dirigentes sindicales en el resto de concentraciones han hecho un llamamiento a los empleados de Geacam a secundar la huelga convocada en la el próximo 30 de enero.

De los Silos ha manifestado: "esta empresa tiene 2.500 trabajadores y están todos con un pie en la calle y el otro en una pastilla de jabón, porque el objetivo es privatizar la empresa pública, igual que la educación e igual que la sanidad".

Por otra parte, Gutiérrez ha avisado sobre las "consecuencias desastrosas" que tendrán los ajustes que se plantean en la empresa, ya que se encarga de actividades que tienen una incidencia inmediata en el medio ambiente, muchas de ellas subvencionadas por la UE.

Entre ellas figuran el seguimiento de especies en peligro de extinción, la vigilancia del vertido de residuos urbanos, los estudios de impacto medioambiental o la gestión de los cotos de caza mayor de Castilla-La Mancha, muchos entre los mejores de Europa.

"Se podrá ahorrar dinero pero tendrá una fuerte repercusión en el medio natural", ha apuntado Gutiérrez, quien ha advertido "puede venir un verano duro por la situación meteorológica".

Se ha referido a la posibilidad de que se deje de trabajar cuatro meses en las labores de prevención en invierno, lo que propiciará que "tengamos incendios más violento", además de que se perderían las subvenciones que vienen de la Unión Europea.

Así lo han dejado ver los trabajadores en las concentraciones de esta tarde, más explícitamente en la de Ciudad Real, donde han coreado repetidamente el eslogan "Cospedal el verano llegará".

También han portado pancartas con lemas como "Recortes igual a despidos, no. Geacam, sí" o "Cospedal, eso es a lo que llamabas profesionalización" y han advertido del peligro en el medio ambiente y en el empleo en las zonas rurales. EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada