miércoles, 22 de febrero de 2012

"detectado dentro del Plan de Vigilancia y Control del Nemátodo de la madera del pino, que se viene desarrollando en la Comunidad Autónoma desde hace más de diez años"

Confirmada la presencia de "nemátodo" del pino en Valverde del Fresno.


Valverde del Fresno (Cáceres), 22 feb (EFE).- El Laboratorio Nacional de Referencia ha confirmado la existencia en Extremadura de un foco de nemátodo de la madera del pino (Bursaphelenchus xylophilus), concretamente en un árbol situado en el monte público Toriña, en Valverde del Fresno (Cáceres).
El nemátodo produce la seca de los pinos y es una enfermedad causada por un invertebrado microscópico que mide menos de 1,5 milímetros y que está considerado el organismo más peligroso para los pinares a nivel mundial.

Según ha informado el Gobierno regional en una nota, el director general de Agricultura y Ganadería, Jesús Barrios, ha mantenido hoy un encuentro con los alcaldes de la zona, a los que ha transmitido cuál es la situación y qué medidas se adoptarán a partir de ahora.

El ejemplar afectado ha sido detectado dentro del Plan de Vigilancia y Control del Nemátodo de la madera del pino, que se viene desarrollando en la Comunidad Autónoma desde hace más de diez años.

Según los datos aportados por el Gobierno regional, el árbol se encuentra a 580 metros de la frontera con Portugal y a 45 kilómetros del foco de esta enfermedad, que se declaró en 2008 en Extremadura, en la Sierra de Dios Padre.

Se trata además de la cuarta zona afectada por esta infección en toda Europa, puesto que a los dos focos extremeños hay que sumar el de todo Portugal Continental y Madeira y el de Neves (Pontevedra).

La Junta ha indicado que tras la confirmación del foco se está elaborando un "plan de acción" para la erradicación de la enfermedad en el que el Gobierno regional está trabajando de forma coordinada con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y la Comisión Europea.

De igual forma, los técnicos de la Dirección General de Agricultura y Ganadería han iniciado las prospecciones dentro del foco y ya se han tomado muestras de 150 ejemplares en la zona para comprobar su estado.

El citado plan de acción incluirá en primer lugar la creación de una zona demarcada de seguridad con un perímetro de 20 kilómetros que se mantendrá activo al menos cuatro años, lo que afecta a 45.000 hectáreas de Extremadura.

Dentro de esa zona de seguridad se llevará a cabo un muestreo para evaluar el alcance de la enfermedad y el comercio, la venta de madera procedente de pinos de este perímetro a zonas no afectadas quedará restringida, si antes no ha sido sometida a tratamiento térmico.

Para ello se aumentarán los controles en colaboración con la Guardia Civil.

La Junta ha explicado que a todos los daños ecológicos y económicos derivados de la muerte del arbolado hay que sumar los elevados costes de comercialización que resultan de la adopción obligatoria de las medidas de cuarentena que se impone al comercio de la madera.

La única forma de control ante el nemátodo es la prevención, puesto que no existen productos fitosanitarios que sean eficaces para frenar el desarrollo de la enfermedad o para curar un árbol enfermo, concluye la Junta. EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada