domingo, 26 de febrero de 2012

El juez cita a los primeros imputados por un presunto expolio de aves rapaces


Sevilla, 26 feb (EFEVerde).- El juez que investiga una presunta red de expolio de aves rapaces ha citado el próximo viernes a los primeros imputados, entre ellos el director del centro de cría en cautividad del águila imperial de San Jerónimo (Sevilla), un guarda forestal y un aficionado a la cetrería.
El buitre leonado es una de las aves rapaces más grandes y es una especie protegida por la legislación de la Unión Europea. En la imagen un ejemplar de buitre leonado (Gyps Fulvus) extiende sus alas en la cima de un pico del Monte Kedros en la isla griega de Creta después de ser puesto en libertad por personal del Museo de Historia Natural de Grecia en 2006.
Las citaciones son consecuencia de la "Operación Horus", llevada a cabo por la Guardia Civil en 2011, en la que fueron detenidas 16 personas en nueve provincias españolas, entre ellas el director y tres trabajadores del Centro de Recuperación de Especies Amenazadas de San Jerónimo (Sevilla).

Los implicados, según la Guardia Civil, robaban huevos y pollos de águila imperial del medio natural y los llevaban al centro de Sevilla, donde los presentaban como nacidos en ese centro para seguir cobrando subvenciones.

Fuentes del caso han informado a Efe de que el juez de instrucción 1 de Sanlúcar la Mayor (Sevilla) ha citado el viernes día 2 al director del centro de San Jerónimo, J.L.A.R., al aficionado a la cetrería A.D.G. y al guarda forestal I.M.T., cuyos abogados han pedido la nulidad de actuaciones por las escuchas telefónicas, que a su juicio no estaban justificadas dada la escasa entidad del delito.

Las citaciones se han producido pese a que el juez tiene pendiente de resolver los recursos contra su decisión de inhibirse a favor de diez juzgados de toda España que ordenaron los registro en los domicilios de los imputados, ya que no considera que se tratase de una trama organizada.

El juez decidió inhibirse a favor de juzgados de Jaén, Córdoba, Ciudad Real, Coín (Málaga), Baracaldo (Vizcaya), Bilbao, San Lorenzo de El Escorial (Madrid), Lorca (Murcia) y Avilés y Cangas (Asturias).

En un auto, señaló que "de las diligencias de investigación hasta ahora practicadas" se infiere que los hechos tuvieron lugar en el partido de los citados juzgados, que fueron quienes autorizaron los registros domiciliarios pedidos por la Guardia Civil en busca de los huevos o pollos expoliados.

La Fiscalía de Sevilla, en un escrito al que ha tenido acceso Efe, se ha opuesto a dicha inhibición pues se trata de una decisión "prematura a la vista de los informes policiales, basados en las intervenciones telefónicas, entradas y registros practicados, que justifican a priori la existencia de una organización".

Junto a ello, la Fiscalía entiende que se podría producir una "inviabilidad probatoria y de seguridad jurídica para los imputados si la causa se llevara en procedimientos penales separados".

Los indicios de que los acusados formaban una organización son las actuaciones del SEPRONA de la Guardia Civil de Badajoz sobre la actividad del implicado A.G.H. en la confección y envejecimiento de las anillas que se colocan a las aves y las diligencias del juzgado de instrucción 15 de Sevilla sobre las actividades de dos hermanos alemanes en la venta y exportación ilegal de animales.

La aparición del nombre de varios imputados en una página web de cetrería y la intervención en los domicilios de los principales imputados de anillas, documentos CITES y aves vivas y muertas son otros tantos indicios que, según el fiscal, apoyan que la investigación siga unida. EFEVerde

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada