domingo, 26 de febrero de 2012

Los ríos guipuzcoanos recibieron una cifra récord de salmones en 2011

Hernani (Gipuzkoa), 23 feb (EFEverde).- Los cauces guipuzcoanos recibieron una cifra récord de salmones en 2011, como reflejan los 287 individuos contabilizados en las estaciones de captura situadas en los ríos Urumea, Oria y Oiartzun, mientras que en 2010, año calificado de "excelente" por los técnicos, se detectaron 269 ejemplares.

Así lo ha dado a conocer hoy la Diputación de Gipuzkoa durante una suelta de esguines (ejemplares inmaduros) de salmón para repoblar un tramo del río Urumea a su paso por Hernani, en la que han participado el responsable del departamento foral de Desarrollo Rural y Turismo, Jon Uriguen, y técnicos del área foral de Montes y Medio Natural.

La fase de esguín es un período en el que el salmón está cambiando su fisiología para adaptarse a las aguas salinas del mar, donde permanecerá unos años hasta alcanzar un peso de entre tres y siete kilos, cuando llegará a su madurez sexual y volverá a reproducirse a los ríos, generalmente al mismo de donde proceden, para completar su ciclo vital.

La Diputación prevé introducir este año un total de 2.600 esguines de salmón de entre doce y catorce centímetros en los ríos guipuzcoanos, que se unirán a los 33.000 alevines de menor tamaño, entre cinco y seis centímetros, que fueron liberados el pasado verano aguas abajo del embalse del Añarbe.

Estos pequeños salmones proceden de la piscifactoría que la institución foral tiene en Irun, de donde salen marcados para detectar posteriormente la cantidad de ellos que inicia su salida al mar e identificar los ejemplares que regresan a las vías fluviales guipuzcoanas tras pasar uno o dos inviernos en el Atlántico Norte.

Según los datos facilitados hoy por la institución foral, el río Urumea ha sido en 2011 el cauce en el que más salmones se han contabilizado, un total de 187, de mayor tamaño que el año anterior y de los que un 18% proceden de la repoblación.

Tras cuatro años en los que la entrada de salmones adultos en este río no fue buena, en 2011 se consolidó el "excelente" resultado de 2010, en el que se identificaron 223 ejemplares.

Todos los individuos capturados para su control en este cauce fueron liberados nuevamente poco después para que siguieran ascendiendo y culminar así su ciclo reproductivo.

El río Urumea es además objeto de un programa de colaboración transfronteriza de seguimiento de la población de salmones denominado BIDUR, que ha permitido constatar que no existen "diferencias significativas" en cuanto a la distancia remontada por machos y hembras a lo largo del cauce.

Asimismo, este programa ha descubierto que las presas existentes en el río suponen un impedimento para el remonte y tienen un efecto "acumulativo" aguas abajo, pues las escalas para peces dispuestas suponen sólo "una solución parcial", dado que "en la mayoría de los casos" su diseño "no resulta adecuado" y el "mal mantenimiento" hace que sean "totalmente ineficaces durante largos períodos".

En cuanto al Oria, el año pasado se detectaron 99 salmones, con un índice de ejemplares repoblados del 21%, lo que supone más que duplicar los 45 localizados en 2010, a pesar de que la estación de captura de este río quedó fuera de servicio tras las inundaciones del pasado noviembre.

A pesar de el "enorme potencial" salmonero de este río, la mayoría de individuos capturados en este cauce fueron trasladados al Leizarán, ya que actualmente el Oria "no presenta características físico-químicas ni morfológicas adecuadas".

El resto de estos salmones fueron depositados en la piscifactoría de Irun para inducirles el desove de forma artificial y obtener huevos de los que nacerán alevines para próximas repoblaciones.

Por otra parte, en 2011 se ha constatado la presencia de un individuo y "camas de huevas" en el Oiartzun, donde en los últimos años también se había detectado la presencia esporádica de salmones.

Junto a estos tres cauces, el río "salmonero" de Gipuzkoa por excelencia es el Bidasoa, del que, a diferencia de los anteriores, la especie no ha desaparecido en ningún momento.

El salmón es considerado uno de los principales indicadores de la recuperación de los ríos, ya que precisa de aguas en buenas condiciones y riberas bien conservadas para completar con éxito su ciclo reproductivo. EFEverde

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada