viernes, 24 de febrero de 2012

Obama promete futuro de energías renovables

Miami (EEUU), 24 feb (EFEverde).- El presidente estadounidense, Barack Obama, presentó hoy en Florida una nueva política energética para su reelección que dedicará más fondos para energías renovables y quiere poner fin a "un siglo de subsidios" a la industria petrolera.
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, EFE/Olivier Douliery
En un acto en Coral Gables, Florida (EEUU), uno de los estados que será clave en las elecciones de noviembre, Obama recordó la importancia de reducir la dependencia del petróleo extranjero, pese a que "no hay soluciones rápidas".

Como estrategia para reducir las importaciones de petróleo, Obama propuso desarrollar las fuentes energéticas disponibles a nivel nacional, como la explotación de yacimientos de hidrocarburos estadounidenses, pero también de la energía eólica, solar, nuclear o biocombustibles.

EEUU redujo 50% la dependencia exterior de crudo

El presidente recordó que el país ha aumentado la explotación de petróleo y gas dentro de sus fronteras y redujo la dependencia del crudo extranjero por debajo del 50 por ciento en 2010 por primera vez en 30 años, al tiempo que se ha aprobado la construcción de los primeros reactores nucleares en tres décadas.

Obama se refirió a la rápida subida de los precios del petróleo al máximo en lo que va de año, algo que preocupa al equipo del presidente por sus repercusiones en la recuperación económica y en la campaña electoral.

El mandatario, que fue interrumpido en ocasiones por los aplausos de los asistentes a su intervención en la Universidad de Miami, reconoció que el aumento de los precios en la gasolina son como "un impuesto que sale directamente de los salarios".

El precio del galón de gasolina en Estados Unidos supera ya los 3,60 dólares, algo que Obama achacó a factores externos "a la inestabilidad en Medio Oriente, entorno a Irán" y a largo plazo a la alta demanda de países como China, India o Brasil.

Promesas de los republicanos

El presidente entró de lleno en campaña para reprochar a los republicanos, que aún se disputan el liderazgo del partido, sus promesas vacías de combustible más barato y la falta de propuestas para el futuro.

"Como estamos en año de elecciones, ya están desempolvando sus propuestas para una gasolina a dos dólares. Les evito la incertidumbre: el primer paso es perforar, el segundo paso es perforar, y el tercer paso es seguir perforando", reprochó Obama.

El presidente estadounidense dijo que además de aumentar la extracción de fuentes como el gas, es necesario fomentar la inversión energías renovables para reducir emisiones, pero también para que esa industria compita a nivel internacional con países como China o Alemania.

Según Obama, es hora de poner fin a un siglo de subsidios a una industria petrolera que ya "no es tan lucrativa" y apostar por las ayudas al "prometedor" sector de energía renovables, que creará trabajos.

"Ideas sexys"

En una conferencia posterior, Carlos Gutiérrez, secretario de Comercio republicano con George W. Bush, acusó a Obama de hablar ahora de "ideas sexys" después de bloquear "por razones políticas" el proyecto de Keystone XL, que iba a crear empleo.

El oleoducto iba a ser la vía al exterior del crudo canadiense a través de Estados Unidos hasta las refinerías del Golfo de México, mientras que Gutiérrez dijo que ahora Canadá baraja contar con China como socio.

Los republicanos también han criticado que pese a las inyecciones de dinero público a compañías como la quebrada Solyndra, que fabricaba paneles solares, Obama no ha conseguido resultados y sí un aumento del gasto público y el déficit comercial.

Obama respondió a estas acusaciones hoy diciendo que el Gobierno está para apoyar a empresarios a "conseguir nuevas ideas en fuentes de energía" y recordó: "a veces estas inversiones públicas no dan resultado inmediatos y algunas compañías fallan". EFEverde

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada