lunes, 26 de marzo de 2012

El Sudeste Asiático avanza hacia la energía nuclear a pesar de Fukushima

Autor:Gaspar Ruiz-Canela.

Bangkok, 26 mar (EFE).- Las principales economías del Sudeste Asiático, región propensa a los terremotos, prosiguen la carrera hacia la energía nuclear a pesar del temor causado por el desastre en la central japonesa de Fukushima hace más de un año. 
SEÚL (COREA), 26/03/2012.- Un miembro de un grupo ambientalista se manifiesta contra el uso de la energía nuclear hoy, lunes 26 de marzo de 2012, en la segunda cumbre nuclear en Seúl (Corea del Sur). EFE/LEE JUN-SANG


Los mandatarios de Tailandia, Indonesia y Vietnam, entre otros destacados representantes de los países del sureste de Asia, se encuentran en Seúl para participar hoy y mañana en la II Cumbre de Seguridad Nuclear junto con los líderes de más de medio centenar de países. 

El objetivo de esta cita es promover la cooperación para reforzar la seguridad del material nuclear y evitar que caiga en manos de grupos hostiles o terroristas, aunque la crisis en Fukushima ha puesto en un lugar destacado de la agenda la salvaguardia de las plantas nucleares civiles. 


Foto/EFE/Jo Yong-Hak

Reducir la dependencia de combustibles fósiles

Mientras que Japón ha clausurado ya todas sus plantas nucleares excepto una, Vietnam, Indonesia, Malasia y Tailandia aún aspiran a construir sus propios reactores para reducir la dependencia de los combustibles fósiles.

"Con su participación en la cumbre, Vietnam quiere demostrar su política dirigida a utilizar la energía nuclear con fines pacíficos, así como la promoción de la seguridad nuclear en cooperación con la comunidad internacional", indicó el Ejecutivo del país comunista en un comunicado.

Las autoridades vietnamitas planean construir ocho centrales nucleares para el 2030 con una capacidad total para producir 15.000 megavatios de electricidad.

Hace dos años, el Gobierno de Hanoi firmó un acuerdo con la compañía rusa Rosatom para la construcción de su primera planta nuclear de 2.000 megavatios de potencia en la provincia de Ninh Thuan, en el sur el país.

El primer ministro vietnamita, Nguyen Tan Dung, anunció el pasado febrero que, con un coste de 10.000 millones de dólares (unos 7.500 millones de euros), está previsto que las obras comiencen en 2014 y que empiece a generar energía seis años más tarde.

Los reactores utilizarán uranio de bajo enriquecimiento, no apto para la construcción de armas nucleares, y con una resistencia para soportar terremotos de hasta 10 grados de magnitud. En proyecto se encuentra otra central, la Ninh Thuan 2, con una potencia prevista de 2.000 megavatios.

Anillo de Fuego del Pacífico


EFE/KIM HEE-CHUL/POOL

Indonesia, asentada en la zona de riesgo sísmica y volcánica del llamado "Anillo de Fuego del Pacífico", persiste con su plan de construir cuatro plantas atómicas en 2025 para reducir su dependencia del petróleo y el carbón, a pesar de la oposición de los grupos ecologistas.

La primera planta nuclear indonesia se ubicará en la provincia de Muria, al este de la isla Java y zona en la que está ubicado el volcán de mismo nombre, inactivo desde hace unos 2.000 años, según los vulcanólogos.

La Agencia Indonesia de Energía Nuclear, que gestiona tres pequeños reactores nucleares destinados a la investigación, tiene previsto que la planta de Muria comience a funcionar en 2016.

Tras el accidente en Japón, Tailandia retrasó tres años, hasta el 2023, su plan para construir su primera central nuclear, un proyecto que el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) cuestionó al detectó varias anomalías en ámbito de la seguridad.

Según el plan 2010-2030, Tailandia tiene prevista la construcción de cinco centrales nucleares con una capacidad total de 5.000 megavatios.Las dos primeras debían empezar a funcionar entre 2020 y 2021.

Malasia no ha renunciado, aunque sí está revisando sus planes para construir dos centrales nucleares con una capacidad conjunta de mil megavatios, mientras que Filipinas dio carpetazo a sus proyectos atómicos tras el tsunami de Japón.

La primera ministra tailandesa, Yingluck Shinawatra, y el indonesio, Susilo Bambang Yudhoyono, así como representantes de Malasia, Vietnam y Filipinas, se han comprometido en Seúl a sumar esfuerzos con la comunidad internacional para evitar que armas atómicas terminen en manos de organizaciones terroristas.


Foto/EFE/YONHAP NEWS

LA ASEAN 

En 1995, la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) firmó un tratado contra la proliferación de armas nucleares por el que los países miembros no pueden fabricar o adquirir este tipo de armamento.

Sin embargo, Birmania, país miembro de la ASEAN, ha estado hasta hace poco en la mira de Estados Unidos tras descubrir indicios de que el anterior régimen militar birmano mantenía fluidos contactos con Corea del Norte para disponer de tecnología nuclear.

El Gobierno birmano, en proceso de apertura política y económica, asegura que sólo tiene en proyecto un reactor experimental civil que espera construir con la ayuda de científicos rusos.

La ASEAN integra a Birmania (Myanmar), Brunei, Camboya, Filipinas, Indonesia, Laos, Malasia, Singapur, Tailandia y Vietnam. EFEverde

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada