jueves, 29 de marzo de 2012

Los Estados avanzan en las negociaciones sobre el documento final de Río+20


Naciones Unidas, 28 mar (EFE).- Una nueva ronda de negociaciones sobre el documento final que se debe aprobar en la Conferencia de la ONU sobre el Desarrollo Sostenible (Río+20) en junio concluyó hoy en la sede central de Naciones Unidas con ciertos avances hacia la creación de una agenda global para un futuro sostenible.
Representantes de los países miembros de la ONU concluyeron la primera lectura informal de ese documento final, un proceso que ha servido para que se presenten apuestas e ideas que han hecho que el texto pase de 20 a 178 páginas, informó el secretario general de Río+20, Sha Zukang, en un comunicado.

"Las conversaciones de la última semana y media han demostrado que los Estados miembros están comprometidos con un alto nivel de compromiso para Río+20 basado en la acción", señaló Zukang, quien aplaudió la actitud mostrada por los países en Nueva York, ya que demuestra "lo mucho que les importa esta conferencia".

El secretario de la cumbre aseguró que "nadie puede dudar de que todos los países quieren sacar lo mejor de Río+20 y garantizar que los líderes mundiales renuevan su compromiso político" en el encuentro que acogerá Río de Janeiro el próximo junio.

"Muchos países han subrayado la necesidad urgente de cambiar el curso de las cosas, de cambiar los patrones insostenibles de consumo y producción por un futuro sostenible para todos", dijo Zukang.

En las negociaciones, las distintas delegaciones se centraron en añadir ideas para encontrar un "equilibrio" entre los tres pilares del desarrollo sostenible: la prosperidad económica, el bienestar social y la protección medioambiental.

Ese equilibrio es "vital" para garantizar el futuro del documento final de Río+20, según la ONU, que prevé que el texto recomiende acciones concretas para solucionar la falta de acceso a energía y agua, el desempleo, las crecientes desigualdades, la rápida urbanización o la inseguridad alimenticia, entre otros asuntos.

El organismo reconoció, sin embargo, que, durante esta ronda de consultas, algunas delegaciones mostraron su preocupación acerca de que algunos "elementos claves para la sostenibilidad" no se estaban reproduciendo con claridad en el documento sobre el que se trabajaba.

La próxima sesión de negociación se celebrará también en la sede de la ONU del 23 de abril al 4 de mayo, aunque la última ronda se hará en Río de Janeiro del 13 al 15 junio, justo antes de que se inicie la cumbre el 20 de junio.

Representantes de varias organizaciones denunciaron el martes en la ONU los intentos que varios países llevan a cabo para eliminar referencias a los derechos humanos en el documento.

Pusieron concretamente en el punto de mira de sus críticas al Grupo de los 77 (países en desarrollo y emergentes) por sus maniobras para que no haya referencias concretas a los derechos de las mujeres y a considerar como derechos humanos el derecho al agua, el saneamiento o ambiente saludable. EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada