viernes, 27 de abril de 2012


Generalitat quiere enviar al taller coches causantes del 30% de contaminación.


Barcelona, 27 abr (EFEverde).- La Generalitat quiere reducir el parque de vehículos más "sucios" que emiten hasta el 30% de las partículas en suspensión Pm10 y el 25% del dióxido de nitrógeno (NO2) y para ello prevé iniciar una campaña con los ayuntamientos para enviar al taller aquellos vehículos que no cumplan con los niveles permitidos.

La Generalitat quiere reducir el parque de vehículos más "sucios" que emiten hasta el 30% de las partículas en suspensión Pm10 y el 25% del dióxido de nitrógeno (NO2) y para ello prevé iniciar una campaña con los ayuntamientos para enviar al taller aquellos vehículos que no cumplan con los niveles permitidos. En la foto de archivo, retenciones en la AP-7, en Barcelona. EFE/Alejandro García
La directora general de Calidad Ambiental, Assumpta Farràn, ha informado hoy de esta campaña, el mismo día en que se han dado a conocer los datos de calidad del aire 2011, ejercicio en el que tanto las partículas Pm10 como el NO2 volvieron a estar por encima de los niveles que permite la UE en varios puntos de Barcelona y su corona.

Envejecimiento del parque de vehículos: repunte de Pm10

Unas condiciones climatológicas adversas (menor régimen de lluvias y un aumento de los anticiclones que favorecen los episodios de contaminación) y la crisis económica, que ha provocado un envejecimiento del parque de vehículos -por la caída de las ventas- y la reaparición de coches más antiguos que llevaban tiempo sin circular, han provocado un repunte de Pm10 (menores de 10 micras) en el aire, así como del monóxido de carbono, asociado a la combustión de gasolina de vehículos más viejos.

Farràn ha explicado que tanto el NO2 como las partículas Pm10 han superado puntualmente los límites comunitarios en las áreas controladas de Barcelona, Baix Llobregat y el Vallés.


Foto/EFE/Alberto Estévez

Los datos más negativos los ofrecen las partículas Pm10 que tras dos años en descenso, en 2011 han mostrado una tendencia al alza, atribuible al envejecimiento del parque móvil y la climatología poco favorable. La superación del valor límite diario se ha producido tanto en las estaciones del Área de Barcelona (en 4 estaciones en 20011 frente a una en 2010) como en el Vallés-Baix Llobregat (en tres estaciones frente a una en 2010).

En cuanto al NO2, se ha producido una ligera mejoría tanto en el área de Barcelona, donde en cuatro estaciones medidoras (un 29%) se superó el valor límite anual (40 microgramos por m3) por nueve (69%) del año 2010, como en el área del Vallès-Baix Llobregat, donde el límite anual fue superado por 7 estaciones (64%), frente a las 8 (73%) del año anterior.

Plan de calidad del aire

La Generalitat ha elaborado un plan de actuación de calidad del aire que se ha remitido a la UE para intentar frenar posibles sanciones a partir de 2015 por no llevar a cabo políticas eficaces en contra de estos contaminantes, sobre el que los organismos comunitarios podrían pronunciarse el próximo otoño.

La directora general ha avanzado que la Generalitat quiere promover a partir de septiembre la campaña "Hagamos el aire más limpio ahorrando combustible" en colaboración con los ayuntamientos y las policías locales, para que los municipios participen en el control de los vehículos más contaminantes, que según ha advertido Farran, no siempre son los más viejos.

Unidades móviles para medir la contaminación de los coches

Para ello, el Departamento de Territorio y Sostenibilidad pondrá a disposición de los municipios de las llamadas zonas de protección especial (ZPE) del área de Barcelona dos unidades móviles con aparatos de medición de los niveles de contaminación que emiten los coches, que marcarán si cumplen con las emisiones (según la ITV) y poder obligar al usuario a realizar las mejoras adecuadas para que el vehículo pueda seguir circulando.


Foto/EFE/TONI GARRIGA

Según una prueba piloto hecha por la consellería, en colaboración con la asociación de talleres de Cataluña, en Granollers, con resultados extrapolables a otras ciudades de las ZPE, el 5% del total del parque automovilístico registrado eran vehículos "sucios" que contribuyeron de media a un 25% de las emisiones totales del tráfico rodado.

Concienciación

Farràn ha remarcado que, aunque se trata sobre todo de una campaña de concienciación entre los ciudadanos, la legislación estatal permite sancionar e impedir que circulen aquellos coches que provoquen un exceso de contaminación acústica o de emisiones.

La directora general ha informado también de que se ha aumentado de 80 a 90 km/h el límite de la velocidad a la que podrán circular los coches en los accesos a Barcelona cuando se apliquen las medidas de urgencia si se produce un episodio de contaminación.

Farràn ha señalado que se ha tomado esta decisión porque se ha comprobado que a 80 km/h los conductores circulan en cuarta marcha, y si el límite está en 90 km/h lo hacen en quinta, lo que ayuda a reducir el consumo de combustible y contaminar menos.

En este sentido, el conseller de Territorio y Sostenibilidad, Lluís Recoder, que ha estado en la presentación de los datos, ha apuntado que actuar sobre los vehículos más sucios comportaría una reducción muy significativa de los contaminantes, pero ha insistido en que no hay una respuesta milagrosa a corto plazo.

En cuanto al plan para identificar con un adhesivo los vehículos más contaminantes que la Generalitat quería utilizar para controlar el acceso de estos coches a determinadas zonas del área metropolitana, Farràn ha recordado que se basaba en una medida que tenía que implementar el Gobierno central, y que en estos momentos está aparcada. EFEverde

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada