viernes, 27 de abril de 2012


Rousseff estudiará con "frialdad" posibles vetos a la nueva ley de suelos


Brasilia, 26 abr (EFE).- La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, analizará con "frialdad" los posibles vetos de polémicos artículos incluidos en una nueva ley sobre el uso de suelos aprobada en el Congreso pese al rechazo de los ecologistas, afirmó hoy una fuente oficial.
La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, participa este jueves 26 de enero de 2012, en el Foro Social Mundial en Porto Alegre (Brasil), ante el que defendió los objetivos de la Conferencia de la ONU sobre Desarrollo Sustentable. EFE/Roberto Stuckert/Presidencia de Brasil Más fotografías similares en http://www.lafototeca.com de EFEverde

Rousseff va a analizar el caso "con mucha serenidad y frialdad", con "responsabilidad ante el país" y de acuerdo a sus "principios", dijo a periodistas el ministro de la Secretaría de la Presidencia, Gilberto Carvalho.

El ministro se refirió así a la posibilidad de que Rousseff vete diversos artículos del llamado Código Forestal, que este miércoles fue aprobado por la Cámara de Diputados con una sólida votación pese al rechazo de grupos ecologistas, que lo califican como el inicio de un "desastre ambiental".

Según organizaciones defensoras del medio ambiente, las nuevas leyes abrirán puertas a una mayor degradación de los suelos, y en especial de la Amazonía, así como favorecerán la extensión de los cultivos agrícolas en áreas hasta ahora protegidas.

Además, contemplan una amplia "amnistía" para aquellos hacendados que, durante las últimas décadas y en contra de las leyes actuales, desforestaron donde estaba prohibido y mantienen en esas zonas una intensa actividad agropecuaria.

Durante su campaña electoral, en 2010, cuando ya se discutía el proyecto en el Congreso, la ahora jefa de Estado se manifestó en contra de esa amnistía y se comprometió a vetarla en caso de que fuera efectivamente aprobada.

Ese compromiso electoral fue recordado hoy por organizaciones ecologistas, que han instado a Rousseff a "honrar su palabra".

Uno de ellos fue el grupo Greenpeace, que en un comunicado afirmó que Rousseff "deberá vetar" la nueva ley, pues de otro modo "correrá el riesgo de perder la Amazonía" y "su reputación internacional en materia de desarrollo sostenible".

Según la nota, difundida hoy, "Brasil ha dado un paso decisivo hacía atrás" con un texto legal que supone "una derrota para la selva amazónica" en favor de "los intereses de unos pocos".

El activista Paulo Adario, director de la campaña de Amazonía de Greenpeace, apuntó que el nuevo Código Forestal ha sido aprobado "a sólo unas semanas" de que Brasil reciba a la comunidad internacional para la Conferencia de Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible Río+20, que se celebrará en junio en Río de Janeiro.

"Todas las miradas estarán puestas en la presidenta Rousseff y ella elegirá cuál es el camino para el futuro desarrollo de Brasil", indicó Adario, quien ratificó que Greenpeace continuará recogiendo firmas en el marco de la campaña "Veta Dilma", que inicio hace ya meses en rechazo del proyecto ahora aprobado en el Congreso. EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada