domingo, 27 de mayo de 2012


La CE alarmada por los intentos de algunos países de retroceder sobre Durban

"El mundo no puede permitirse que unos pocos quieran retroceder en lo que fue acordado en Durban hace solo cinco meses. Durban fue y es un paquete delicadamente equilibrado, y todos los elementos deben ejecutarse al mismo ritmo; no es un menú para elegir", señaló la comisaria europea de Acción para el Clima, Connie Hedegaard.

La comisaria hizo estas declaraciones después de que la conferencia de trabajo de la ONU que se celebró en la ciudad alemana de Bonn se cerrara sin un consenso sobre fechas para el acuerdo que debe sustituir Kioto, que expira a finales de este año.

"Es muy preocupante que los intentos de retroceder hayan sido tan obvios y hayan consumido tanto tiempo durante las negociaciones de Bonn. Lamentablemente, solo se abordó el procedimiento y nada de sustancia", afirmó en su comunicado.

Durante la reunión de Bonn, preparatoria de la próxima Cumbre Mundial sobre Cambio Climático que se celebrará en Catar entre el 26 de noviembre y el 7 de diciembre, la UE insistió en que "Kioto II" -un segundo periodo de compromiso del Protocolo de Kioto- debe comenzar a funcionar a principios de 2013 y tener una vigencia de ocho años, hasta 2020.

Los más de 190 países aprobaron en diciembre la Plataforma de Durban para la Acción Reforzada, nombre que recibe el conjunto de acuerdos logrados en la ciudad sudafricana.

Ese paquete incluye un segundo periodo de compromiso del Protocolo de Kioto para reducir gases de efecto invernadero, que expira al final de 2012 y que ahora se prolongará hasta 2017 o 2020.

El objetivo de prolongar Kioto a partir de 2013 es crear un puente hasta la entrada en vigor del perseguido acuerdo global sobre cambio climático de carácter vinculante para todos los países.

"Dada la urgencia del problema, es alarmante ver que las negociaciones sobre el clima avanzan con tal lentitud que claramente no van a arrojar los resultados necesarios en Doha", lamentó Hedegaard.

En Bonn no se alcanzó ningún consenso, ya que para muchos, ocho años de vigencia significa dejar en suspenso durante ese periodo los objetivos en materia de cambio climático sin tener en cuenta el progresivo calentamiento del planeta.

En la reunión comenzó también, sobre las premisas de Durban, el proceso de negociación que conduzca hasta 2015 a un acuerdo global -con entrada en vigor a más tardar en 2020-, para el que los delegados presentes en Bonn lograron consensuar únicamente un vago programa de trabajo.

"Esta semana, la Agencia Internacional de la Energía ha informado de que las emisiones globales han alcanzado su nivel más alto y al mismo tiempo en Bonn algunos de los emisores más grandes del mundo han perdido demasiada energía en intentar retroceder en lugar de garantizar progresos", lamentó Hedegaard.

"Eso no solamente es irresponsable, es insostenible para un proceso de la ONU que quiere seguir siendo relevante y que es el único que todo el mundo asegura apoyar", apuntaló. EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada