jueves, 31 de mayo de 2012


La Confederación Hidrográfica del Júcar reclama "rigurosidad" al usar agua pero no prevé restricciones


Valencia, 31 may (EFE).- La presidenta de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ), María Ángeles Ureña, ha pedido hoy a los regantes que sean "extremadamente rigurosos" en el uso de agua ante el presente año hidrológico "seco sin paliativos", aunque no prevé que se produzcan restricciones en el suministro.

 

Imagen de archivo de un campo de naranjos en Puzol, Valencia. EFE/Manuel Bruque.
Ureña ha realizado estas declaraciones tras reunirse con el conseller de Gobernación, Serafín Castellano, en la sede de la CHJ, donde han planificado medidas conjuntas para la prevención de incendios e inundaciones.

"El año es seco sin paliativos, pero afortunadamente disponemos de infraestructuras de regulación que nos permiten almacenar y gestionar el agua. Ya hemos avisado a los agricultores de que hay que ser extremadamente rigurosos en el uso ya que, aunque no vamos a tener problemas de riego por los recursos embalsados, hay que cuidar mucho el consumo porque no se ve mucha alegría en el horizonte", ha añadido Ureña.

En la reunión con Castellano se ha acordado la creación de dos grupos de trabajo integrados por técnicos de Gobernación y de la dirección técnica y la comisaría de aguas de la CHJ para "estudiar actuaciones en los barrancos", competencia de la Confederación, que contribuyan a mejorar la prevención de incendios e inundaciones.

A estos grupos de trabajo se invitará a técnicos de la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente y de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias.

Según ha explicado el conseller Castellano, los cauces y barrancos "muchos de los cuales se encuentran en núcleos urbanos", son "fundamentales" en la prevención de incendios e inundaciones.

"Normalmente los barrancos pueden ser corredores para el fuego y también pueden suponer un problema en las inundaciones si no están limpios", ha afirmado.

Por este motivo, ambas instituciones se han comprometido a "destinar recursos para acometer aquellos trabajos que los técnicos consideren prioritarios", según el conseller.

Además, se ha analizado el estado de los planes de emergencia exterior de las presas y embalses valencianos de la CHJ, 21 en total, de los cuales diez ya están aprobados y once ya han sido remitidos al Ejecutivo central para su aprobación.

"Queda algún reparo que está siendo corregido", ha apuntado Ureña.

En referencia al proyecto de trasvase del Júcar al Vinalopó, la presidenta de la CHJ ha informado de que la obra sigue ejecutándose por Aquamed, entidad dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, si bien todavía no está finalizada.

"Se trata de una infraestructura que ha costado mucho dinero, que se ha de usar, y por este motivo he mantenido reuniones con regantes del Vinalopó para ver cómo podemos cubrir el máximo de sus necesidades de riego. Esa es la tarea que nos queda por delante, teniendo en cuenta que es una obra que todavía no está acabada", ha concluido la presidenta de la CHJ. EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada