domingo, 27 de mayo de 2012


La UE acusa a China de "dar marcha atrás" en la negociación sobre el clima

Duras declaraciones del portavoz de la UE tras el fracaso de la mini cumbre de Bonn. “Hemos estado dos semanas para decidir sobre qué vamos a hablar, pero sin entrar en los asuntos de fondo”

Vida | 26/05/2012 - 03:31h
Antonio Cerrillo
Barcelona


“Un grupo de países liderados por China e India está dando marcha atrás en el acuerdo deDurban para tener un pacto sobre el clima antes del 2015”, denuncia a La Vanguardia Isaac Valero-Ladrón, portavoz de la comisaria de Acción Climática, Connie Hedegaard, al valorar la “mini cumbre” sobre el clima celebrada de Bonn. “Hemos estado dos semanas para decidir sobre qué vamos a hablar, pero sin entrar en los asuntos de fondo (mitigación del cambio climático, fondos de financiación...)”, se queja Valero.

Sus palabras traslucen la profunda irritación de la UE tras dos semanas de conversaciones que debían allanar el camino a la próxima cita de Doha (Qatar), en donde se debe profundizar en el acuerdo de Durban. En la ciudad sudafricana se acordó plantear el reto de alcanzar un acuerdo que implique a todos los países para combatir el cambio climático, y alcanzar un pacto antes del 2015, para ratificarlo para el 2010.

La UE constata de nuevo ahora su soledad, pues es “casi el único jugador de asume el segundo período de compromiso del protocolo de Kyoto”, cuya vigencia expira este año. Sólo Suiza, Noruega y Nueva Zelanda, entre los países de fuera de la UE, se han comprometido a asumir nuevas reducciones de gases invernadero para el 2020 dentro de Kyoto.

“Creemos que el cambio climático debe abordarse en un marco internacional jurídicamente vinculante, y estamos dispuestos a hacerlo, incluso cuando otras economías importantes en la actualidad sólo están dispuesto a entrar en compromisos voluntarios”, dice Valero-Ladrón en un comunicado oficial.
“Pero necesitamos otras grandes economías y los emisores importantes. El mundo no puede permitirse que unos pocos quieran dar marcha atrás en lo que se acordó en Durban hace sólo cinco meses. Durban supone un delicado equilibrio donde todos los elementos deben ser entregados al mismo ritmo”, añade.

La UE estima que son muy preocupantes los intentos de “dar marcha atrás”, y que estos han sido “evidentes” a lo largo de las conversaciones de Bonn. “Lamentablemente, nos hemos quedado en el procedimiento, ninguna sustancia fue discutido”, agrega.

Esta semana, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) ha informado de que las emisiones globales de gases invernadero han alcanzado su nivel más alto. Al mismo tiempo, en Bonn, algunos de los mayores emisores del mundo “han perdido demasiada energía en tratar de ir hacia atrás, en lugar de buscar progresos”. La UE teme que todo el actual proceso de negociación acabe siendo irrelevante.

”Es bueno que un grupo importante de países desarrollados y otros en vías de desarrollo, que comparten el deseo de acuerdo y ambición, hayan desbloqueado la situación. Pero lo obtenido es francamente muy poco y se está haciendo muy tarde. Dada la urgencia del problema, es preocupante ver a los negociaciones sobre el clima que se mueven a un ritmo que no está claro que vaya a servir para obtener los resultados necesarios en Doha. Y esto, claramente, no es el interés para nadie'', dice Isaac Valero-Ladrón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada