lunes, 28 de mayo de 2012


Medio Ambiente también vende caza en fincas con linces

Los ecologistas destacan que se trata de las dos fincas con felinos del este de Sierra Morena


El Organismo Autónomo de Parques Nacionales no solo ha sacado alicitación la caza en Quintos de Mora, la finca pública más emblemática. El organismo, dependiente del Ministerio de Medio Ambiente, en su búsqueda de ingresos privados para cuadrar las cuentas, también ha publicado la venta de las monterías y recechos en Lugar Nuevo y Selladores-Contadero, en Jaén, una zona de campeo de lince ibérico y en la que no hay monterías desde 1990.

Lugar Nuevo (9.233 hectáreas) y Contadero-Selladores (10.455) son dos enormes fincas en la Sierra de Andújar en las que Franco solía cazar venados. Fueron adquiridas por el Estado entre 1943 y 1944 para desarrollarlas la explotación de madera. Hasta 1990 se desarrollaron allí monterías oficiales, pero últimamente era un centro de protocolo y de conservación ideal para el lince. En Andújar está una de las dos únicas poblaciones de lince, y el Estado ha invertido en las fincas para mejorar el hábitat del felino.


MÁS INFORMACIÓN

Desde hace años, la única caza la realizan los guardas de Parques Nacionales para controlar el exceso de población. El Boletín Oficial del Estadopublicó el lunes pasado que las monterías salen a subasta por 70.800 euros y los recechos por 6.490 para la temporada 2012-2013, de nuevo una cantidad mínima, según fuentes del sector. En Quintos de Mora, lugar de recepción para líderes extranjeros, el precio de salida es de solo 90.000 euros.

Los ecologistas ya advirtieron que Quintos de Mora era más simbólica pero que el valor ambiental de Lugar Nuevo y Contadero-Selladores era superior. Miguel Ángel Hernández, de Ecologistas en Acción, recalca que son los únicos enclaves de titularidad pública donde hay linces en esa zona. Aunque no esté catalogado como parque nacional, en el organismo hay quien considera que sus valores superan o igualan los de algunos parques. Permitir la caza en estos espacios es una reivindicación tradicional de la real Federación Española de Caza, que sin embargo prefería que el ministerio conviniera con ellos la gestión al ser zonas tan singulares.

La aportación del Ministerio de Medio Ambiente al Organismo Autónomo de Parques Nacionales ha bajado de 90 millones a 38. Esto implica que para cuadrar las cuentas, Parques tiene que triplicar sus ingresos privados, de nueve a 28 millones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada