lunes, 25 de junio de 2012


Investigan un brote de botulismo en Ciudad Real tras aparecer aves muertas.


Ciudad Real, 25 jun (EFEverde).- El hallazgo de ejemplares de aves muertas en la laguna de Navaseca (Daimiel), situada a escasos kilómetros del parque nacional de Las Tablas de Daimiel, ha puesto en marcha el protocolo de actuación preventiva ante la posibilidad de que este humedal manchego registre un brote de botulismo aviar.

El hallazgo de ejemplares de aves muertas en la laguna de Navaseca (Daimiel), localizada a escasos kilómetros del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel, ha puesto en marcha el protocolo de actuación preventiva ante la posibilidad de que este humedal manchego registre un brote de botulismo aviar. En la foto de archivo, laguna de Navaseca (Ciudad Real), que recoge las aguas depuradas procedentes de la Estación de Aguas Residuales (EDAR) de Daimiel. EFE/BELDAD
Fuentes consultadas hoy por Efe han confirmado que hace algo más de una semana se detectó la presencia de aves muertas tanto en el interior como en los márgenes de la laguna por un posible brote de botulismo que, en caso de confirmarse, sería el tercero que registra esta laguna en los últimos tres años.

Efectivos de la consejería de Agricultura de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, junto con personal del ayuntamiento de Daimiel, trabaja en la retirada de los ejemplares muertos y en la recuperación de los que han sobrevivido pero han resultado contaminados.

Tal y como establece el protocolo que sigue la consejería de Agricultura cuando aparece este tipo de sucesos, los técnicos están procediendo a enterrar en una zanja bajo cal los ejemplares muertos, mientras que se recuperan aún con vida son trasladados al Centro de Recuperación de la Fauna "El Chaparrilo", donde son tratados para ser devueltos al medio natural tras su recuperación.

¿Botulismo?

Según las fuentes consultadas por Efe, todos los indicios apuntan a que se trata de un nuevo caso de botulismo, si bien, hasta que no tenga constancia de los resultados realizados en los análisis de laboratorio a las muestras tomadas, no se podrá confirmar tal extremo.

El Ministerio de Medio Ambiente y el Gobierno de Castilla-La Mancha han extremado la vigilancia tanto en el Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel y las lagunas manchegas ante la posibilidad de que también puedan registrarse la aparición de aves muertas en estos espacios protegidos.

De confirmarse que se trata de un brote de botulismo, sería el primero que tiene lugar este año en la provincia de Ciudad Real, donde el año pasado se registraron casos en la laguna de Navaseca en Daimiel, en la laguna de El Prado en Los Pozuelos de Calatrava y en la laguna de Calderón, en Moral de Calatrava.

El año pasado, el botulismo provocó la muerte de un importante número de aves de especies como ánades reales, fochas comunes, pato cuchara o gaviotas reidoras.

Entre las aves que se retiraron, también había algún ejemplar de flamencos y algunas rapaces, entre ellas aguiluchos laguneros e incluso un buitre negro.

La bacteria, en los sedimentos

El profesor de Tecnologías del Medio Ambiente de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) y ecólogo acuático, Máximo Florín, ha explicado a Efe que la bacteria Clostridium botulinum, que causa el botulismo, está presente en los sedimentos de muchos humedales manchegos.

Florín ha recordado que a raíz de la muerte de aves o de otros animales acuáticos la bacteria se desarrolla como un oportunista sobre los cadáveres de animales o plantas muertas, provocando un 'bloom' de desarrollo que favorece que aparezca así la toxina.

Ha explicado que el botulismo no es una enfermedad infecciosa que afecta a las aves, si no "un envenenamiento" que se produce cuando estas consumen larvas o otros animales muertos.

Sobre la posibilidad de que este brote se pueda extender a otros espacios acuáticos como el Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel, ha dicho que puede darse el caso de que un ave "tocada" llegue al Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel y muera allí, aunque, ha apuntado, "normalmente no ocurre así, puesto que las aves envenenadas por botulismo no tienen tiempo de reaccionar y mueren inmediatamente". EFEverde

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada