viernes, 29 de junio de 2012


Los osos dejan de ser una especie protegida en Florida


Mar Gonzalo Miami (EEUU), 29 jun (EFE).- Los osos han dejado de ser una especie protegida en Florida, después de que en las tres últimas décadas su población se haya multiplicado por diez, lo que está obligando a las autoridades locales a enseñar a la población trucos para convivir con el mayor mamífero terrestre del estado.
"La población de osos está creciendo a una gran velocidad y eso es muy bueno, es todo un éxito; pero es verdad que a nadie le gusta tenerlos tan cerca", explicó a Efe un portavoz de la Comisión para la Conservación de la Fauna y Pesca de Florida (FWC, por sus siglas en inglés).

Según sus datos, en la actualidad podría haber en Florida hasta 3.440 ejemplares de osos negros, comparados con los escasos 300 que había en la década de 1970, cuando se acordó incluir a estos mamíferos en la lista de especies protegidas del estado.

Tras años de esfuerzos para protegerlos y favorecer su reproducción, la población de osos en Florida se ha disparado, y hay zonas donde ya no es extraño cruzarse con ejemplares que se acercan sin miedo a zonas habitadas y se cruzan con relativa frecuencia en la vida de floridanos y turistas.

"La semana pasada estaba conduciendo por el norte de Florida y en una carretera secundaria cerca de Panama City, rodeada de viviendas, de buenas a primeras se me cruzaron una madre y dos cachorros de oso. Me llevé un susto tremendo", explicó a Efe el ingeniero informático David Colado.

El español, de 38 años, lo comentó luego con gente de los alrededores y le dijeron que era algo habitual. De hecho, cada año mueren atropellados en las carreteras de Florida un centenar de osos.

El fin de semana pasado los medios de comunicación estadounidenses se hicieron eco de un vídeo grabado por un vecino de Longwood (en el centro de Florida, muy cerca de Orlando) en el que se ve a dos osos peleándose entre ellos en el patio de su vivienda.

"A todo el mundo le gustan los osos, pero es cierto que no todo el mundo los quiere tener en su patio trasero", reconoció al respecto la propia presidenta de la FWC, Kathy Barco, cuando este miércoles anunció su retirada de la lista de especies protegidas.

Esa iniciativa vendrá seguida de la aplicación a partir de agosto de un plan de diez años para supervisar la evolución de los osos en este estado del sur de EEUU y enseñar a habitantes y turistas a lidiar con su creciente población.

Las autoridades de Florida consideran que, tras el éxito en la protección de los osos, ahora toca el turno de hacer un "gran esfuerzo en el ámbito educativo".

"La gente llama a las autoridades para pedir que trasladen a los osos a otro sitio, lo que nos recuerda la necesidad de que los vecindarios aprendan a coexistir con los osos, por ejemplo teniendo cuidado con la basura y con la comida que se deja a los perros", explicó Barco.

La FWC busca soluciones para afrontar los desafíos que entraña la coexistencia de osos y personas, como mantener hábitats de vida salvaje para acomodar a estos mamíferos, instalar cubos de basura adecuados e instruir en el correcto almacenamiento de semillas para pájaros y comida de mascotas, algo que "atrae irresistiblemente a los osos".

"Los osos no deben acostumbrarse al ser humano y mucho menos obtener comida de ellos, porque entonces volverán una y otra vez", explicó a Efe el citado portavoz, que indicó que en muchos otros estados del país, como los cercanos a las Montañas Rocosas, ese esfuerzo de educación "se hizo hace años y da buen resultado".

El mayor mamífero terrestre de Florida es una subespecie del oso negro americano y fue catalogado en 1974 como especie amenazada. Aunque esta semana ha dejado de formar parte de ese listado, la FWC insiste en que "eso no quiere decir que haya que dejar de ser respetuoso con ellos".

Por ello, recuerda que todavía es ilegal herir o matar a un oso en este estado, así como confinarlo o venderlo.EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada