jueves, 28 de junio de 2012


Los recortes y el calor convierten el "monte en un polvorín".

Medios Del Estado Para Ayuda A Las CCAA A Luchar Contra El Fuego
Foto: EUROPA PRESS


MADRID, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las circunstancias meteorológicas, en las que hay más de 30 grados centígrados, menos de un 30 por ciento de humedad y vientos de más de 30 kilómetros por hora, unidas a la predicción de tormentas con abundante actividad eléctrica, provocan que los montes en estos días de máximo calor son "un polvorín que hay que evitar que explote", ya que se están sumando "todos los factores de riesgo", lo que hace prever un mal verano en cuanto a incendios forestales, según expertos de montes y forestales.

Así, el decano del Colegio de Ingenieros de Montes, José Carlos del Álamo, ha explicado a Europa Press que "ahora mismo, el tema de incendios tiene muy mala pinta en cuanto a las circunstancias meteorológicas", pero ha subrayado que los rayos provocan "como mucho" el 5 por ciento de todos los fuegos, mientras que en el resto de las causas está el factor humano, bien por negligencias o bien por intencionalidad.

De este modo, añade que el Colegio de Ingenieros lleva advirtiendo un tiempo que España ha entrado en un ciclo seco, porque en esta primavera ha llovido menos y hay déficit de precipitaciones en casi todo el país, salvo en la cornisa cantábrica y algunas zonas de Galicia.

"Hemos de ser conscientes de la situación de riesgo en que nos encontramos y las consecuencias terribles de un incendio en este momento", ha insistido, al tiempo que ha añadido en que lo más grave es que "al final, termina habiendo víctimas mortales y daños materiales, además de los daños naturales".

A su juicio, la prevención hay que hacerla todo el año, porque "todo el año es importante a la hora de prevenir y no cometer imprudencias". Por eso, asegura que aún se pueden evitar muchos incendios este verano evitando las imprudencias y extremando el cuidado de las personas en el manejo de los elementos que pueden provocar incendios y ha lamentado la "falta de cultura forestal" en España.

Por su parte, el secretario general del Colegio de Ingenieros Técnicos Forestales, Raúl de la Calle, ha subrayado en declaraciones a Europa Press que los montes en estos momentos son "un polvorín que hay que evitar que explote pero que se suman todos los factores de riesgo".
PESIMISMO FORESTAL POR LA FALTA DE PREVENCIÓN

De este modo, reconoce que los forestales se temen un "verdadero infierno este verano" en cuanto al fuego. "La situación es para ser pesimista", ha sentenciado.

"Estamos en un momento de alerta máxima, por las altas temperaturas que venimos soportando durante un tiempo, la ausencia de precipitaciones en los últimos días. Todo ello unido al riesgo de tormentas secas, eléctricas, puede ser motivo de grandes incendios forestales", ha agregado.

Igualmente, considera que el problema es el riesgo de varios incendios de forma simultánea y ha agregado que lo más importante es evitar que un fuego se convierta en un gran incendio, porque tiene "gravísimas" consecuencias como víctimas mortales, desalojos de viviendas, daños materiales, destrucción de zonas naturales y turísticas, muertes de numerosas especies de flora y fauna, entre otras.

En este contexto, ha denunciado que la administración y concretamente las administraciones autonómicas "no ha trabajado bien la prevención", un ámbito en el que afirma que ha disminuido el presupuesto "de forma radical", ya que en los últimos dos años se han producido "recortes drásticos de más del 50 por ciento en las comunidades autónomas", lo que ha provocado la falta de mantenimiento en los cortafuegos, los tratamientos selvícolas adecuados, entre otras acciones.

Respecto al Gobierno, ha reconocido que en materia de incendios tiene "poco que decir" pero que sí puede hacer más para evitar el abandono rural por la falta de rentabilidad, que genera un aumento de la biomasa susceptible de ser combustible en un fuego.

De este modo, De la Calle ha dicho que se puede "reprochar al Gobierno" y en concreto a los Ministerios de Medio Ambiente y de Industria el no apostar por la biomasa y de que la moratoria de las primas a las renovables es un "golpe" a estas energías.

"La puerta está cerrada y con doble cerrojo a la biomasa, cuando nos ayudaría a frenar la dependencia energética del exterior y a prevenir incendios por la buena gestión que se haría de los montes que, además, tienen valor económico y no lo aprovechamos", ha lamentado. 
PENAS A LOS INFRACTORES

Para los ingenieros técnicos forestales debería existir "más mano dura contra el infractor o provocador de un incendio forestal" y opinan que la administración de Justicia debería "endurecer las penas", incluso dentro de lo que prevé la ley. "Hay un porcentaje irrisorio de personas que se logra detener y que son condenadas".

En este contexto, aconseja a la ciudadanía que, en caso de ver un incendio debe llamar inmediatamente al 112, al que tiene que dar el mayor número de datos posibles para ubicarlo con precisión, porque esos primeros minutos son "vitales" para la extinción y para evitar un gran incendio.

Finalmente, recomienda extremar las precauciones, especialmente en las horas del mediodía y al atardecer, que son las horas de máximo riesgo, al tiempo que recuerda a los excursionistas que está prohibido hacer fuego en el monte, del 1 de junio al 30 de septiembre, así como arrojar colillas y botellas. En todo caso, lo más importante, según De la Calle es no tratar de apagar un incendio por uno mismo, porque "el fuego es traicionero y puede provocar catástrofes personales, más allá de las materiales".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada