domingo, 29 de julio de 2012


El alcalde de Carboneras, acusado por su actuación en el hotel de El Algarrobico

La fiscalía le acusa de un presunto delito de prevaricación y desobediencia

Tras el consenso alcanzado por el Gobierno central y la Junta de Andalucía para demolerlo, el proyecto del hotel de El Algarrobico, en Carboneras (Almería), sufre un nuevo golpe. En este caso, a la actuación del alcalde de la localidad, Salvador Hernández. La Fiscalía de Medio Ambiente de Almería ha presentado una denuncia contra el primer edil por tratar de legalizar la construcción del complejo desobedeciendo distintas resoluciones judiciales. Esta decisión del fiscal responde a la denuncia presentada por Ecologistas en Acción el pasado 18 de junio.

La fiscalía acusa al alcalde de un presunto delito de prevaricación y desobediencia por mantener la clasificación de El Algarrobico como urbanizable en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), a pesar de que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía y el Supremodictasen lo contrario. También se le imputa un presunto delito de desobediencia al no respetar la servidumbre de protección de 100 metros en la zona establecida por el Supremo, según la sentencia del 21 de marzo de 2012.

Según el comunicado de la organización ecologista, a Hernández también se le acusa de instar a la Mancomunidad de Municipios del Levante Almeriense y a la de Municipios del Bajo Almanzora a que aprueben mociones para urbanizar El Algarrobico. “Es una clara manifestación de desprecio hacia las resoluciones judiciales y al Estado de Derecho”, señala Ecologistas en Acción, que se personará como acusación popular en la causa abierta contra el regidor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada