lunes, 30 de julio de 2012


La subida del IVA agravará el envejecimiento del parque de coches

El 42% de los automóviles que circulan tienen más de 10 años

La elevada edad del parque tiene consecuencias sobre la seguridad y el medio ambiente

El RACC alerta de la falta de mantenimiento de unos coches cada día más viejos



Las matrículas dan cuenta del envejecimiento del parque. / E.BARAZZONI


En Anfac, la patronal de los fabricantes de coches, comparan el parque automovilístico español con el de Marruecos. En Faconauto, que agrupa a los concesionarios, dicen que el parque de aquí se parece al de África. “Coches viejos y abollados”, dijo hace unos días en Barcelona el presidente de los vendedores, Antonio Romero-Haupold. Referencias geográficas aparte, en lo que tienen razón las patronales es en que el parque envejece a marchas forzadas: el 42% de los coches que circulan tienen más de 10 años, y las previsiones apuntan a que en solo dos años serán ya la mitad de los vehículos.

La edad media del parque es actualmente de 11 años según la estimación del RACC a partir de las últimas cifras oficiales (10,4 años en 2010). Los expertos coinciden en que la edad ideal para jubilar a un coche es a los seis o máximo siete años. El envejecimiento es un problema con muchas derivadas (social, industrial, de seguridad, medioambiental) para el que la subida del IVA supondrá la puntilla, alerta el sector.

Con unas ventas que la crisis ha hecho retroceder dos décadas, el portavoz de Anfac, David Barrientos, calcula que la subida del IVA provocará que las matriculaciones de este año se desplomen definitivamente. Las cifras a nivel estatal indican que si en 2007 se llegaron a vender 1,6 millones de coches y este año costará llegar a los 700.000. La subida del IVA restará 20.000 o 25.000 a unas previsiones ya negativas. En el caso de Cataluña, de las 233.000 unidades de 2007 se pasó a apenas 120.000 el año pasado, y la previsión es de quedarse entre 105.000 y 110.000, siempre según Anfac. El portavoz de los fabricantes no cree ni siquiera que el anuncio de la subida del IVA el 1 de septiembre mejore la situación. Igual se cierran contactos, pero no para superar la caída posterior, dice.

Los coches que ahora están cumpliendo una década son los que se vendieron a partir de 2002, cuando en España se despachaban por encima del millón de unidades. De ahí que el envejecimiento se produzca a tanta velocidad. Las cifras que aportan Anfac y la consultora MSI indican que en 2014 el 40% del parque tendrá más de 15 años.

Y los coches no solo son cada día más viejos. Es que, además, están cada vez peor mantenidos. “La gente ya no repara, hace apaños, el servicio posventa ha caído en picado”, asegura alarmado el director comercial de MSI, José Manuel López. A lo que desde Anfac añaden que desde los concesionarios les cuentan que una de las principales causas de compra de coche es así de dura: “el coche no me arranca”.

Los problemas de mantenimiento los ven a diario en el RACC. El director de asistencia del club automovilístico, Daniel Cornudella, explica que se han incrementado mucho las asistencias causadas por no cambiar los neumáticos. U otra más grave: el número de conductores a los que atienden porque se han quedado sin combustible.

El consejero delegado del Instituto de Estudios de Automoción, Miguel Aguilar, alerta de que el envejecimiento del parque automovilístico tiene consecuencias “macroeconómicas, porque los coches se consumen de forma colectiva: lo que hoy hago repercute en todos, tengan o no coche”. Aguilar enumera que las consecuencias de este problema son medioambientales (porque los coches de hace 10 años contaminan mucho más que los actuales: 10 veces más en emisiones de partículas en suspensión), de seguridad vial (porque no incorporan elementos de seguridad activa como los airbags y sistemas de conducción segura) y los derivados de la edad. Si los usuarios echaran cuentas, igual les saldría más a cuenta comprar uno nuevo que mantener el viejo.

La perspectiva es muy negativa, coinciden todos los expertos consultados: indica un agravamiento sin tregua del envejecimiento. De ahí que las patronales no se cansen de reclamar al Gobierno un plan Renove o de incentivos a la compra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada