miércoles, 29 de agosto de 2012


El agroturismo respira en su mes "estrella" y se abre al visitante extranjero

Madrid, 29 ago (EFE).- El agroturismo -las estancias en alojamientos de turismo rural con actividades agrarias- se recupera en agosto de la caída de reservas que está sufriendo el sector por el descenso de la demanda nacional, si bien consigue atraer cada vez más a visitantes extranjeros.
El presidente de la Asociación de Agroturismo "Vacaciones en la granja", Severino García, ha precisado a Efeagro que las familias con niños son los principales clientes de estos alojamientos, por lo que en verano y, sobre todo en agosto, es cuando se registran las mejores cifras de ocupación.

Sin embargo, García ha reconocido que el perfil se está ampliando hacia un grupo de adultos con "sensibilidad animalista", preocupados por su alimentación y que "quieren ser granjeros por un día".

Según sus datos, la crisis económica "ha hecho descender, como mínimo un 30 o un 40 % la demanda nacional en el turismo rural en lo que va de año", una situación que también afecta al agroturismo.

"El agroturismo y el turismo ecológico tienen características de refuerzo que les ayuda a resistir esta situación sin sufrir un batacazo", ha subrayado.

El empuje del público extranjero también es un apoyo para el agroturismo, según García, porque "si en términos globales de turismo rural los extranjeros suponen el 10 %, en el caso de los alojamientos 'eco' o 'agro', la media asciende al 30 %".

En estos momentos, los alojamientos que ofertan experiencias complementarias con animales o en la huerta suponen el 10 % del cómputo total del turismo rural, ha explicado.

De ellos, la mayoría se encuentra en la zona del norte de España, donde "por la tradición, las explotaciones agrarias son más pequeñas y es más fácil fomentar el agroturismo", por lo que fueron las primeras en disponer normativa para regula el sector, ha remarcado.

Las posibilidades del agroturismo han desembocado en alianzas entre productores agrarios y alojamientos rurales próximo, con el fin de acercar la granja al turista.

En valle de Arce, en Navarra, vive Alicia Mendive con su marido y sus hijos, y allí regenta el establecimiento de agroturismo "Casa Maricruz".

Mendive ha precisado a Efeagro que "en agosto hemos estado completos como todos los años, pero en julio sí que se ha notado un bajón".

Cada mañana, se hace un recorrido con los huéspedes más pequeños para dar de comer a los animales de su corral doméstico, con cabras enanas, conejos, gallinas y una burra.

Además, los turistas pueden acompañar a la familia a la huerta donde cultivan toda clase de hortaliza, verduras y frutas.

En la Ribera Sacra, en Galicia, Xurxo López regenta el alojamiento Reitoral de Chandrexa, donde los clientes pueden realizar actividades agrícolas en los cultivos de frambuesa, grosella y arándano, cría de cerdo celta al aire libre, en un entorno plagado de castañales y nogales.

Los más pequeños también pueden participar en el cuidado diario de las gallinas y los caballos.

López ha señalado a Efeagro que este año se ha notado la caída de las reservas y una ampliación de su clientela, tradicionalmente familiar, a gente interesada en la agroecología.

Normalmente, en verano los turistas proceden de grandes ciudades como Madrid, Barcelona o Sevilla, y pasan "mini vacaciones" en la granja, mientras que el resto del año, la ocupación se reduce al fin de semana y al público gallego, ha indicado. EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada