viernes, 31 de agosto de 2012


“La gente ha vivido una sentencia de muerte sin poder hacer nada”

Los municipios malagueños afectados por el incendio viven una noche dantesca


Incendio originado en el paraje del Cerro Alaminos, en Coín. / GARCÍA-SANTOS (EL PAÍS)


Las llamas desde distintos frentes se aproximaron voraces a la localidad malagueña de Ojén alrededor de las tres de la mañana. Una hora antes, según narra José Antonio Gómez, alcalde de la localidad, el fuego les hizo retroceder y no les dejó más opción que hacer todo lo posible para salvar las vidas de los vecinos. 4.200 tuvieron que abandonar sus casas en menos de una hora, mientras se intentaban controlar tres focos amenazantes. "Se me ha quemado medio municipio", cuenta con angustia Gómez quien se muestra prudente sobre el origen del incendio: "Dejemos que los profesionales hagan su trabajo". El regidor ha destacado que el desalojo de los habitantes de Ojén se ha efectuado de manera "ejemplar" y "con mucho orden", a pesar de los pocos efectivos y de las dificultades para movilizar a personas mayores e impedidas.

La zona más afectada, de acuerdo con las primeras estimaciones, es la de la urbanización La Mairena, un residencial de lujo que se encuentra entre Marbella y Mijas, donde llamas altísimas cabalgaban por encima de las viviendas. "Allí se han quemado chalecitos, casas...", comenta Gómez, quien añade: "No sé lo que me voy a encontrar". El incendio en Ojén ha provocado varios heridos leves y uno grave, que ha sido trasladado al Hospital Comarcal, según fuentes municipales. Durante la mañana del viernes, las autoridades trabajaban para localizar a varias personas que estaban desaparecidas. Alrededor del mediodía, la policía municipal ha dado con el paradero de una mujer con dos hijas pequeñas en La Mairena, que han debido recibir asistencia médica por inhalación de humo.

En La Mairena se ha quemado la residencia canina Roysonte. Los bomberos tuvieron que sacar a un par de animales mientras que el resto fueron desalojados por sus encargados.

En esta misma zona, Nick, un londinense de 27 años y dueño del restaurante Altitude, asegura que el incendio es mucho peor que el ocurrido en la zona el año pasado. El joven afirma que ha el incendio llegó a reventar una de las ventanas del recinto pero que ha tenido mucha suerte porque hace dos semanas cambió de lugar el sillón que había debajo de la ventana y por eso el fuego no ha llegado a propagarse. En la zona calcinada resalta como los campos de golf han actuado como cortafuegos, informa Fernando J. Pérez.

Los propietarios del restaurante El Pelegrino, de Ojén, aseguran que lo vivido anoche es una pesadilla. Recuerdan cómo una llama de fuego pasó por encima de los bomberos cuando intentaban apagarlo. Como peculiaridad, tienen decorado el local con 6.000 mecheros.

En Mijas quedan varios focos aislados después de una noche "dantesca". El fuego se ha llevado por delante apartamentos, coches y ha forzado a la evacuación urgente de las zonas de La Atalaya y Entrerríos, además de la urbanización de Calahonda, donde, según el alcalde de Mijas, Ángel Nozal, "hay más de 10.000 personas fuera de sus casas por el humo". También se ha desalojado el hotel La Cala Resort, con 200 habitaciones y alquerías del diseminado —zona de casas aisladas de Puerto de los Gatos. Nozal calcula que ha ardido el 25% del municipio, de 147 kilómetros cuadrados. La noche la ha vivivo el regidor "con gran impotencia", a pesar de que las carreteras comarcales han ido facilitando el acceso de los efectivos de extinción. De especial dificultad ha sido el desalojo de la población extranjera de la urbanización —con muchos británicos y alemanes mayores que desconocen el idioma— "y pensaban que iban a morir".

Nozal se acuerda de los vecinos de Ojén, quienes "han vivido de cerca una sentencia de muerte, sin poder hacer nada". Ahora, continúa el regidor, siguen con los pulmones llenos de humo y tienen "corazón" y "mente" en los habitantes de Ojén y de Marbella.

La carretera que une Monda con Ojén y Marbella permanece cortada al tráfico. En estos momentos en la A-355, a la altura de Ojén, el incendio ha saltado la carretera, en el lugar se han desplazado siete helicópteros, informa Fernando J.Pérez.

Entre las tres y las cuatro de la mañana la Guardia Civil alertó al Ayuntamiento de Monda de que el incendio estaba llegando a la zona de Alpujaca. Algunos vecinos tuvieron que ser desalojados y trasladados hasta el auditorio de la ciudad, que además alberga a más de 150 personas desalojadas del municipio de Ojén, donde se inició el incendio. “No se saben las hectáreas que ha afectado”, informa la concejala del Ayuntamiento Ana Millán. “Debido a que la carretera está cortada muchos de los vecinos que trabajan en Ojén y Marbella no han podido desplazarse esta mañana a sus trabajos”, cuenta Millán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada