domingo, 30 de septiembre de 2012


La garceta grande nidifica por primera vez en los humedales valencianos


Valencia, 30 sep (EFEverde).- La garceta grande, un ave de plumaje blanco que puede alcanzar el metro de altura, ha nidificado por primera vez en los humedales de la Comunitat Valenciana durante 2012, según el último censo de nidificantes en estas zonas realizado por la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente.
Fotografía facilitada por la la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente en la que aparece una garceta grande, un ave de plumaje blanco que puede alcanzar el metro de altura, y que ha nidificado por primera vez en los humedales de la Comunitat Valenciana durante 2012, según el último censo de nidificantes en estas zonas.
Esta especie, que puede llegar a pesar cerca de un kilo, nunca había nidificado antes en la Comunitat pero este año se ha registrado la presencia de dos parejas en el Parque Natural de las Salinas de Santa Pola (Alicante).

Estos ejemplares forman parte de las más de 33.000 parejas de aves acuáticas censadas en 2012 por la Conselleria en los humedales de la Comunitat, unos datos de nidificación que suponen un nuevo máximo histórico.

Estos registros son los más altos desde que en 1984 se iniciaron los censos y según han explicado a EFE fuentes de la Conselleria, responden a la sequía padecida en regiones como Andalucía y al elevado crecimiento en el número de aves concentradas en el Parque Natural de El Hondo, entre Elche y Crevillente.

El Parque Natural de L'Albufera es el punto que ha registrado una mayor concentración de aves, ya que acoge a 36 de las 46 especies de aves acuáticas que crían en la Comunitat.
Especies protegidas

Entre las que se encuentran protegidas, destacan las 1.385 parejas de garcilla bueyera, las 289 de garcilla cangrejera, catalogada en peligro de extinción; las 1.438 de charrán común y las 642 de gaviota de Audouin, que ha aumentado su población en el parque natural en cien parejas respecto al año pasado.

En este paraje se ha alcanzado máximos históricos de especies como la gaviota cabecinegra y la gaviota de Audouin y han vuelto a criar el pato cuchara, que no lo hacía desde 2001, y el aguilucho lagunero, que desapareció hace décadas.

Le siguen en número de nidificantes los humedales del sur de Alicante, donde este año se han registrado más de 14.105 parejas reproductoras.

Especialmente destacada ha sido la temporada de reproducción en El Hondo, donde se han reproducido 6.452 parejas frente a las 2.169 del año pasado.

Entre las especies, destacan las 72 parejas de una especie mundialmente amenazada, la Malvasía cabeciblanca, las siete parejas de Cerceta pardilla, amenazada en peligro de extinción, o las 1.529 de gaviota reidora.

Las Salinas de Santa Pola han concentrado 4.250 parejas, entre ellas, 1.990 de garcilla bueyera, 223 de charrán común, 405 de avoceta, 135 de martinete común y 154 de polla de agua.

Le siguen en cantidad de reproductoras las Lagunas de la Mata-Torrevieja, donde se han reproducido 3.403 parejas y donde, un año más, destaca que ha nidificado la gaviota de Audouin, con 2.525 parejas, dato que certifica la recuperación definitiva en la Comunitat de esta especie catalogada en peligro de extinción.
Máximos históricos

Este año se aprecian unos buenos resultados para un gran número de especies y de hecho, se han censado máximos históricos para el zampullín cuellinegro, morito, porrón común, gaviota reidora, gaviota cabecinegra, gaviota de Audouin y el aguilucho lagunero.

También son muy destacables los censos de zampullín chico, avetorillo, garcilla cangrejera, malvasía, cigüeñuela, avoceta, canastera, chorlitejo chico y fumarel cariblanco.

Además de la sorpresa de encontrar dos parejas de garceta grande, también se han registrado algunas especies muy raras como el pato cuchara, la cerceta carretona y el archibebe común, mientras que destaca la expansión del aguilucho lagunero, que ha pasado de nidificar solo en el Prat de Cabanes a hacerlo en el Embalse de Embarcaderos, el Marjal de Xeresa y en la Albufera de Valencia.

Los trabajos para censar las aves acuáticas nidificantes de las zonas húmedas de la Comunitat Valenciana se han realizado en 33 localidades, seis más que la temporada pasada, y la gran mayoría marjales litorales, y con 46 especies de aves distintas.

La información que se recoge en estos censos permite medir el grado de conservación de los humedales y analizar la evolución de las especies que se encuentran más amenazadas para establecer las actuaciones de conservación más adecuadas. EFEverde

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada