viernes, 28 de septiembre de 2012


Naturalistas aseguran tener pruebas de la cría del lobo ibérico en Madrid.


Madrid, 27 sep (EFEVERDE).- Un grupo de naturalistas afirma haber fotografiado una camada de cuatro cachorros de lobo ibérico en Madrid, lo que supondría la primera prueba en medio siglo de la reproducción de la especie en territorio madrileño.
"En 2011 encontramos una camada, que el lobo se reproduzca en Madrid es un hecho bastante sorprendente, es un hito", ha asegurado a EFEverde el naturalista Omar Alonso.

El hallazgo, fruto de una intensa labor de trabajo de campo desde el año 2009 en la vertiente madrileña de la Sierra de Guadarrama, es parte de un estudio sobre la vuelta del lobo a Madrid que será publicado en el número de noviembre de la revista 'Quercus'.

Fuentes de la Consejeria de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid consultadas por EFEverde han asegurado que "no hay constancia" de que el lobo ibérico se haya establecido en la comunidad, más allá del paso "puntual" de ejemplares procedentes de provincias limítrofes, sobre todo por la zona de Somosierra y el Valle del Lozoya. También han negado que el lobo se haya reproducido en Madrid.

Sin embargo, según los naturalistas a partir del año 2009 la presencia del lobo ibérico "es bastante constante", y han asegurado que en sus conteos del año 2011 detectaron "siete u ocho" ejemplares, incluidos los cuatro cachorros.

Alonso no quiere especificar dónde han encontrado la camada, porque "la sierra es un territorio eminentemente ganadero y por supuesto el lobo no es una especie bien recibida".

Según el naturalista, que el cánido se establezca definitivamente en Madrid dependerá de la presión humana, de que haya un plan de gestión y de que "se paguen indemnizaciones" de los posibles daños, "porque lógicamente si el lobo causa daños y nadie los paga, la gente no querrá que haya lobos."

Aún así, Alonso explica que los habitantes de la sierra "no se están tomando tan mal" las noticias sobre la vuelta del cánido, y que el territorio es muy apropiado, pues "hay bastantes presas silvestres, esto hace que la presión sobre el ganado sea menor y la aceptación social sea mayor".

Si se confirma el hallazgo de este grupo de naturalistas, sería la primera prueba en medio siglo de la reproducción en Madrid del lobo ibérico, una especie perseguida como alimaña hasta quedar al borde de la extinción en la década de 1970 y que sigue generando conflictos en el mundo rural. EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada