lunes, 24 de septiembre de 2012


Un informe apunta a que respirar aire europeo acorta la vida

Partículas en suspensión y la capa de ozono son los principales problemas del aire en Europa. Los países del Este y el Mediterráneo son los más afectados

REUTERS MADRID 24/09/2012 18:53 Actualizado: 24/09/2012 19:59
Una vista de un Madrid con el aire contaminado.

Una vista de un Madrid con el aire contaminado.



Partículas microscópicas, algunas de las cuales están entre las formas más perjudiciales de contaminación del aire, aún se hallan todavía en niveles peligrosos en Europa, aunque la ley ha reducido algunas de las toxinas procedentes de tubos de escape y chimeneas, dijo en un informe la Agencia Europea de Medio Ambiente (EEA, por sus siglas en inglés). De media, la contaminación del aire está reduciendo la longevidad en casi ocho meses y en cerca de dos años en las regiones más afectadas, como las zonas industriales de Europa del este, porque causa enfermedades como cáncer de pulmón y problemas cardiovasculares.

"La política de la Unión Europea ha reducido las emisiones de muchos contaminantes durante la última década, pero podemos ir más allá", dijo el lunes en un comunicado Jacqueline McGlade, directora de la EEA, subrayando los riesgos antes de la próxima revisión de la legislación europea. "En muchos países, las concentraciones de aire contaminante están todavía por encima de los límites legales recomendados que se ponen para proteger la salud de los ciudadanos europeos". En un comunicado conjunto con la EEA, el comisario de Medio Ambiente de la Unión Europea, Janez Potocnik, dijo que 2013 será el año del aire y se centrará en reforzar las leyes europeas sobre calidad del aire.

Partículas en suspensión es el riesgo de contaminación más serio en Europa. Utilizando los datos más recientes, de 2010, el informe dijo que un 21 por ciento de la población urbana estaba expuesta a partículas en suspensión en concentraciones por encima del límite diario de la Unión Europea. Hasta un 30 por ciento de los habitantes se enfrentaron a una exposición superior al objetivo anual de la UE sobre partículas más finas, lo suficientemente pequeñas como para pasar de los pulmones al sistema circulatorio, haciéndolas especialmente peligrosas para la salud. Los niveles de la Organización Mundial de la Salud (OMC) son más rigurosos que los de la Unión Europea. Según los estándares de la OMC, casi toda la población urbana europea estuvo expuesta a una contaminación peligrosa.
Mal ozono

Otro de los principales contaminantes del aire es el ozono, que puede causar problemas respiratorios. De nuevo los niveles de exposición fueron altos, con los países mediterráneos como los más afectados ya que se necesita la luz del sol para formar la capa de ozono. En 2010, el 97 por ciento de los habitantes de la UE sufrió un ozono por encima de los niveles de referencia de la OMC en 2010, y el 17 por ciento por encima del nivel, mucho más bajo, de la UE. Las sustancias contaminantes proceden de la reacción en el aire de los gases que desprenden los coches, la industria y los combustibles domésticos, además de complejas reacciones químicas.

Se introducen en el agua, en la tierra y en la cadena de alimentos así como en la atmósfera, dando lugar a una contaminación sistémica y a una reducción de la producción agrícola. El informe pone de relieve la necesidad legislativa para abordar conjuntamente la contaminación del aire y la salud humana con la lucha para frenar el calentamiento global. En pocas palabras, las partículas negras del carbón son el tipo que absorbe calor y acelera el calentamiento global, mientras que las partículas blancas reflectantes, entre las que se incluyen la nieve y el hielo, lo reducen.

Aunque muchos contaminantes son un problema incesante, el informe dice que la lucha contra el dióxido de azufre ha sido un éxito ya que sus niveles se han reducido por cumplir las leyes que regulaban el contenido de azufre en los combustibles. En 2010, la población urbana europea por primera vez no estuvo expuesta a dióxido de azufre por encima de los límites establecidos por la Unión Europea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada