martes, 23 de octubre de 2012


Greenpeace duda de las medidas oficiales de radiación en Japón.

MADRID, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

Greenpeace ha denunciado que las mediciones oficiales de radiación en Japón "no son fiables", tras realizar mediciones durante la semana pasada en Fukushima e Iitate y encontrar que "el control oficial de las estaciones de medición subestima sistemáticamente los riesgos".

Además, la organización ha advertido de que "las labores de descontaminación gubernamentales son incompletas, están mal dirigidas y son insuficientes, con mucha más atención en las zonas evacuadas que en las densamente pobladas".

En concreto, el estudio de Greenpeace revela que más de un 75 por ciento de los 40 puestos de control del Gobierno analizados en la ciudad de Fukushima muestran menores niveles de radiación que su entorno inmediato, ya que, a menos de 25 metros de ellos, se encuentran niveles de contaminación hasta seis veces mayores.

En este sentido, la experta en radiación de la organización Rianne Teule ha señalado que las estaciones oficiales de control se colocan en "las zonas que las autoridades han descontaminado", mientras que sus mediciones muestran que "a solo unos pocos pasos de ellas, los niveles de radiación aumentan significativamente". "Tememos que los datos oficiales le dan al público una falsa sensación de seguridad", ha añadido.

Asimismo, Teule ha lamentado que, a pesar de que la descontaminación puede hacer que exista "una diferencia significativa" en los niveles de radiación, "no hay un gran avance en el trabajo de limpieza y permanecen muchos puntos de alta actividad en la ciudad de Fukushima".

"Algunas cosas al alcance de la mano, como la descontaminación de las zonas de juegos infantiles y otras áreas necesarias para proteger a los más vulnerables, no han avanzado lo suficiente a pesar de que ha pasado más de un año y medio desde el triple accidente en Fukushima Daiichi", ha aseverado.

Greenpeace también ha tomado mediciones en Iitate, en la que el Gobierno tiene dividida a la comunidad según distintos tipos de riesgo, para poder preparar el regreso de las personas tras la descontaminación. El equipo de mediciones de la radiación de la organización ha encontrado que la limpieza ha sido "hasta ahora insuficiente".

En relación con esta zona, el responsable de la campaña Nuclear en Greenpeace Japón, Kazue Suzuki, ha afirmado que, a diferencia de en la ciudad de Fukushima, han visto "muchos trabajadores en labores de descontaminación", al tiempo que ha criticado que, por la orografía montañosa de la región, "estos esfuerzos están equivocados porque la limpieza es muy difícil y el riesgo de recontaminación es muy alto".

Por todo ello, la organización ecologista ha pedido al Gobierno japonés que destine más dinero y recursos para proteger la salud pública, y que se centre en descontaminar "exhaustivamente" las áreas densamente pobladas, como la ciudad de Fukushima, en lugar de tratar de limpiar zonas evacuadas, donde los esfuerzos de descontaminación pueden no ser suficientes.

"La responsabilidad de los gobiernos, antes o después de un accidente nuclear, debe ser asegurar la protección de las personas", ha concluido la responsable de la campaña Nuclear de Greenpeace España, Raquel Montón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada