martes, 30 de octubre de 2012


La reforma energética, adelante sin cambios


Madrid, 30 oct (EFEverde).- El Congreso de los Diputados rechazará con el voto en contra del Grupo Popular, las cinco enmiendas a la totalidad presentadas para pedir la devolución del proyecto de ley de medidas fiscales para la sostenibilidad energética.
Durante el turno de fijación del posiciones, el Grupo Popular, que cuenta con mayoría absoluta en la cámara, ha señalado que votará en contra de las enmiendas a la totalidad presentadas por los grupos Mixto, PNV, CiU, PSOE e Izquierda Plural.

El portavoz del Grupo Popular Antonio Erías ha considerado "absolutamente falso" que el proyecto presentado por el Gobierno sea un "parche regulatorio" o perjudique la competitividad de la industria española, como apuntan las enmiendas.

Además ha criticado a los grupos de la oposición porque, a su juicio, no tienen en cuenta la "severa crisis fiscal" que ha creado el déficit de tarifa, generado porque los ingresos del sistema eléctrico no son suficientes para cubrir los costes.

Ha subrayado que la "prioridad" del Gobierno es acabar con el déficit de tarifa, por sus efectos "negativos y distorsionadores", para lo que son necesarias las acciones propuestas en la normativa.

El diputado socialista José Segura ha calculado que los nuevos impuestos recogidos en el proyecto encarecerán la factura eléctrica hasta un 8 % para los consumidores domésticos y hasta un 15 % para los industriales.

Esto supondrá, según sus cálculos, que 2.000 de los 2.900 millones de euros que prevé recaudar el Gobierno con estas tasas procederán de los consumidores a través del encarecimiento la tarifa y de la mayor carga en los Presupuestos Generales del Estado.

Segura ha criticado que la normativa no "ataca la raíz" del problema del déficit y ha asegurado que incluso podrían verse "visos de inconstitucionalidad", al considerar que el reparto de la carga fiscal es injusto.

Desde CiU, Josep Sánchez i Llibre ha asegurado que el proyecto en su redacción actual será "letal" para la industria española y la retrotraerá a los años cincuenta del siglo pasado, al tiempo que le hará perder competitividad con respecto a empresas de otros países europeos.

La diputada de la Izquierda Plural Laia Ortiz ha criticado que el contenido del proyecto es "contradictorio" con su nombre, ya que, en lugar de perseguir un sistema más sostenible, penaliza las energías renovables, el autoconsumo y a los consumidores.

El diputado de UPyD Carlos Martínez Gorriarán ha afirmado que la normativa afecta a la seguridad jurídica y terminará por repercutir los impuestas en la factura eléctrica, lo que, en el caso de la industria, afectará a la competitividad y profundizará "en el agujero de la crisis económica".

Desde el PNV, Pedro Aspiazu ha asegurado que la norma "perjudica la competitividad de las empresas y la industria y, por tanto, perjudica al empleo", al tiempo que ha confiado que esta se pueda enmendar para "plantear modelos energéticos sostenibles de verdad". EFEverde

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada