viernes, 26 de octubre de 2012


Los Veintisiete divididos ante las nuevas normas para el desguace de barcos

Luxemburgo, 26 oct (EFEverde).- Los Veintisiete han mostrado su  división ante la propuesta de crear nuevas normas comunitarias para que el desguace y reciclado de los barcos europeos tenga el menor impacto medioambiental posible, y en especial, sobre la conveniencia de imponer sanciones a los armadores incumplidores.
Los Veintisiete han mostrado su división ante la propuesta de crear nuevas normas comunitarias para que el desguace y reciclado de los barcos europeos tenga el menor impacto medioambiental posible, y en especial, sobre la conveniencia de imponer sanciones a los armadores incumplidores. En la foto de archivo, un trabajador  corta un trozo de metal en un cementerio de barcos de Yakarta (Indonesia). EFE/Adi Weda

Los ministros europeos de Medio Ambiente mantuvieron hoy en Luxemburgo un primer intercambio de puntos de vista sobre la propuesta de reglamento presentada por la Comisión Europea, que urgió a los países a avanzar hacia un acuerdo.
"El régimen actual es un callejón sin salida: formalmente es muy estricto, pero resulta muy difícil de aplicar" y empuja a los armadores europeos a incumplirlo", afirmó el comisario europeo de Medio Ambiente, Janez Potocnik, al inicio del debate público.

El ministro español de Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, se mostró a favor del reglamento, a la vez que pidió que la UE trabaje para impulsar la entrada en vigor del Convenio Internacional de Hong Kong para el reciclado seguro y ambientalmente racional de buques, adoptado en 2009 pero aún por ratificar por los países.

"El reglamento de reciclaje de buques es importante para España", destacó Arias Cañete a su llegada al Consejo, ya que en su opinión supone una "oportunidad de que astilleros e instalaciones españolas estén en el registro de instalaciones que puedan faenar para realizar estas actividades".

Su homóloga danesa, Ida Auken, consideró que el reglamento permitirá a los desguaces europeos tener una "ventaja competitiva" frente al resto de los países, dado que acelerarán la aplicación de parámetros medioambientales, que tendrán que cumplirse a nivel internacional cuando entre en vigor el convenio de Hong Kong.

Uno de los puntos más sensibles de esta nueva normativa es la inclusión de sanciones europeas para los armadores que la incumplan, algo a lo que se oponen frontalmente varios Estados miembros como Alemania y Reino Unido, pero que contó con el respaldo de otros como España y Francia.

Potocnik consideró que tanto las sanciones como el asegurar la capacidad de la justicia europea de actuar en caso de incumplimiento son "fundamentales para evitar practicas divergentes entre los Estados miembros".

Merma de la competitividad de la flota UE

Varios países expresaron también su preocupación respecto a si las futuras normas pueden mermar la competitividad de la flota europea.

"Podemos ponernos en una situación difícil en términos de competitividad y favorecer el cambio de pabellón de los barcos europeos a otros países que no sigan las reglas", indicó el representante de Portugal, mientras que el ministro alemán, Peter Altmaier, calificó de "ineficaz" el reglamento por esta misma cuestión.Eslovenia se mostró a favor de incluir en él disposiciones que impidan que se den de baja buques en los registros de la Unión Europea.

Frente a estos temores, Potocnik recalcó que "no hay nada tan malo como la situación actual".

"Si no hay una forma" de hacer "legal" el reciclado, "se da a los armadores un incentivo para abandonar el pabellón europeo", aseguró.Otra cuestión defendida por el comisario fue la necesidad de fijar una fecha concreta para la entrada en vigor del nuevo reglamento, un planteamiento que respaldó el ministro español, pero que cuenta con el rechazo de varios países.

Potocnik subrayó, además, que la adopción de este reglamento en la Unión Europea supondrá un impulso al convenio de Hong Kong, por lo que instó a los Veintisiete a acelerar su puesta en marcha. EFEverde

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada