martes, 23 de octubre de 2012


Medio Ambiente busca reducir un 10% las emisiones de sectores difusos.

MADRID, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Medio Ambiente está trabajando en el desarrollo de una hoja de ruta para reducir en un 10 por ciento para 2020 las emisiones contaminantes procedentes de los sectores difusos, fuentes de contaminación como el transporte, los residuos o los hogares, según lo pactado con la Unión Europea.

Así lo ha anunciado en su comparecencia en la Comisión de Cambio Climático del Congreso el secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos, donde ha asegurado que es una "tarea compleja", a su juicio, porque implica la coordinación con el resto de ministerios y comunidades autónomas, para reflejar de manera concreta las medidas y cuál será su cuantificación económica.

Ramos ha señalado que para 2050 todos los países europeos deben mitigar sus emisiones hasta en un 80 por ciento, respecto al año base (1990). "Hay que limitar la temperatura media global por encima de los dos grados centígrados. Se trata de una apuesta estratégica de la UE y que hay que empezar a cimentarla ya. España no se va a quedar atrás", ha afirmado.

Para avanzar en la "buena dirección", Ramos dice que el Gobierno ya ha empezado a trabajar en una estrategia de impulso de la actividad económica baja en carbono, que ya ha dado algún resultado positivo, como la reducción de emisiones de España, con proyectos internos puestos en marcha por las empresas con tecnologías limpias que, además de reducir emisiones de CO2, crean empleo.
A PUNTO DE CUMPLIR KIOTO

En este sentido, ha recordado que, tras la compra de derechos de emisión aPolonia a comienzos de mes por un importe cercano a los 40 millones de euros, España está "a punto de cumplir" los compromisos de Kioto.

"Lo que hemos tenido es la habilidad de hacer una buena negociación y avanzar en la compra de emisiones. La compra no es un modelo que queramos a medio plazo, sino que queremos dejar de comprar derechos de emisión a otros países y apostar por proyectos internos", ha destacado ya que, en su opinión, "las empresas españolas están sobradamente preparadas para ello".

Según Ramos, España ya no disponía de un margen de maniobra para reducir a corto plazo sus emisiones y así cumplir Kioto. Por ello, ha destacado que, con el presupuesto de este 2012, se ha adquirido en esa compra bilateral con Polonia un volumen de unidades "muy superior a la de años anteriores y consiguiendo un ahorro del 91 por ciento por tonelada de CO2, adquirida respecto al mejor precio negociado en la legislatura anterior".

Tal y como ha corroborado la portavoz 'popular' en la materia, María Luz Bajo, sólo con el 12 por ciento del Presupuesto dedicado en años anteriores a esta compra, España va a obtener un 40,5 por ciento más de derechos que en toda la legislatura anterior. "Se consigue una gestión más eficiente, conseguir más con menos recursos", ha puntualizado la diputada del PP.

Mediante este acuerdo de compra, Ramos ha asegurado que se cubrirá gran parte del déficit estimado de 105 millones de unidades, consiguiendo más que en todas las compras bilaterales entre 2008 y 2011.
CUMBRE EN QATAR EN NOVIEMBRE

Para la próxima cumbre medioambiental en Doha (Qatar), que tendrá lugar del 26 de noviembre al 7 de diciembre, Ramos ha indicado que el Gobierno 'popular' ha estado trabajando este año en la identificación de aquellas "áreas de consenso" para poder lograr un gran acuerdo que, a partir de 2020, dé una respuesta global y jurídicamente vinculante ante el cambio climático.

"Doha va a ser especialmente relevante para firmar las enmiendas al protocolo de Kioto, para el segundo periodo de compromisos, que harán posible su implementación a partir de enero de 2013. Es decir, sacar adelante el 'Protocolo de Kioto II'", según ha detallado.

Mientras, la ex ministra de Medio Ambiente socialista Cristina Narbona ha puesto de relevancia que no sólo se trata de comprar créditos a un precio más barato sino de crear un marco institucional para que las renovables tengan un futuro en España.

"Me alegro de que un Gobierno del PP quiera combatir el cambio climático pero esas declaraciones tienen que llevar detrás una normativa concreta y con lo visto hasta ahora se dan pasos atrás en el apoyo a las renovables por ejemplo y la lucha contra el cambio climático puede ser una vía para la reforma del modelo económico", ha detallado.

Es más, le ha reprochado no haber pronunciado durante su discurso ni el 'Fondo de carbono', ni las energías renovables, a la vez que ha preguntado si el Gobierno ha tenido en cuenta las consecuencias del cambio climático en la reforma de la Ley de Costas.

Sobre las críticas de la diputada de ICV, Laia Ortiz, de que con estas medidas en materia de cambio climático el Gobierno está hipotecando el futuro del país, Ramos ha defendido que la hipoteca ya recaía sobre ellos cuando llegaron al Gobierno.

Preguntado sobre si habrá una Ley de Cambio climático, Ramos ha confirmado que el Gobierno trabajará para ver si se puede dictar una ley "con contenido suficiente". En cuanto a avanzar en la fiscalidad verde ha dicho que desde el MARM se está trabajando en la cuestión con ejemplos que funcionaron en la materia.

Por todo ello, la ecosocialista Laia Ortiz, ha dicho que ha salido "más preocupada" después de oír cómo va a gestionar el cambio climático este Ministerio de Medio Ambiente, a la vez que se ha sentido "alarmada" ante la"falta de hoja de ruta" y porque este Gobierno esté "desmontando" lo poco que había en materia de lucha de cambio climático.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada