martes, 30 de octubre de 2012


Observadas tres especies de cetáceos en el Golfo de Cádiz.

Delfín mular
Foto: EUROPA PRESS/CIRCE


CÁDIZ, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

La tercera campaña realizada por la Estación Biológica de Doñana (EBD), el instituto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y Circe en el Golfo de Cádiz ha tocado a su fin, tras la campaña de invierno y de primavera, arrojando esta vez nuevos datos que muestran cómo la presencia de cetáceos y aves marinas en estas aguas se extiende a lo largo de todo el año observando, en total, tres especies de cetáceos y 13 de aves marinas.

En esta tercera campaña, que comenzó el pasado 23 de septiembre, se han navegado 942 millas náuticas en más de 160 horas de navegación y, además de los avistamientos reseñados, se han realizado diez biopsias de delfín mular y nueve de delfín común que ayudarán a conocer la alimentación de estas especies, así como su distribución y su estructura social; según detalla CIRCE en un comunicado.

Para el investigador de la EBD-CSIC, Renaud de Stephanis, esta campaña confirma "la extrema importancia" del frente de Doñana para la conservación de especies tan emblemáticas como son la marsopa y el delfín mular. De Stephanis también recalca "la importancia y necesidad de proteger este enclave marino", una vez confirmada la presencia de estas especies en la zona durante todo el año.

En cuanto a las aves marinas, durante los días de navegación se han podido observar un total de 13 especies diferentes, entre ellas destacan el alcatraz, la pardela balear, la pardela cenicienta, la gaviota patiamarilla, el charrán común, el págalo pomarino y el págalo parásito.

Para la investigadora de la EBD-CSIC, Manuela G.Forero, el Golfo de Cádiz se confirma como una área "de gran importancia" para numerosas especies de aves marinas migradoras, siendo las más destacadas el págalo parásito y el pomarino, la gaviota de Audouin, el paiño común o el charrán común, que encuentran aquí, durante la migración postnupcial, una zona de alimentación y reposo entre los meses de julio y octubre.

Esta es la última campaña de las tres que se han llevado a cabo durante este año 2012 en el marco del proyecto, que tendrá un presupuesto de 350.000 euros y un plazo de ejecución de tres años y que tiene como objetivo realizar una estimación de la abundancia de cetáceos y aves marinas en el Golfo de Cádiz, así como su distribución y las diferentes interacciones existentes entre estas especies y el sector pesquero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada