miércoles, 24 de octubre de 2012


Unas jornadas muestran en Mérida el "potencial" de la acuicultura como actividad complementaria de la dehesa.

Dehesa De Extremadura
Foto: EUROPA PRESS
MÉRIDA, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Instituto del Corcho, la Madera y el Carbón Vegetal (Iprocor) ha acogido este pasado martes en Mérida unas jornadas que han puesto de manifiesto el "potencial" de la acuicultura como actividad complementaria y como "motor de desarrollo" en la dehesa.

Así, las jornadas han mostrado que esta actividad, "poco desarrollada hasta ahora en la región", puede ser "fuente de empleo" y puede "contribuir a incrementar" la renta en las explotaciones de dehesa, según informa el Gobierno regional en una nota de prensa.

Se trata de un foro organizado por la Fundación Observatorio Español de la Acuicultura e Iprocor, para promocionar una actividad "poco desarrollada" hasta ahora en la región.

El objetivo es fomentar esta actividad entre pymes, micropymes y trabajadores autónomos del campo, pues "puede contribuir a incrementa la renta, diversificar y complementar la actividad principal que se desarrolla en las dehesas extremeñas".

Según se explica en la nota, la acuicultura es la cría, cultivo o cosecha de peces, moluscos o crustáceos y plantas acuáticas, una actividad que en Extremadura ha estado vinculada hasta ahora a la cría de la tenca.
'PROFESIONALIZACIÓN' DEL SECTOR

El subdirector general de Caladero Nacional, Aguas Comunitarias y Acuicultura, del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Borja Velasco, destacó en las jornadas la necesidad de la 'profesionalización' del sector, para promover buenas prácticas ambientales que hagan posible negocios sostenibles en torno a esta actividad.

En este sentido, el director general de Iprocor, Germán Puebla, manifestó que la acuicultura puede ser una "oportunidad" para conseguir "mayor rentabilidad" en el uso y gestión de las dehesas extremeñas, "pues es compatible con el resto de actividades ganaderas, forestales y agrícolas", añade la nota.

Por su parte, el director gerente de la Fundación Fundación Observatorio Español de la Acuicultura, Javier Remiro, recordó que Extremadura cuenta con la mayor reserva hídrica de España, con casi el 40 por ciento de agua embalsada.

Remiro explicó que la puesta en marcha de nuevos negocios relacionados con la acuicultura en España "ayudaría a no depender de otros países para abastecer nuestros mercados de pescado de calidad y con la máxima frescura".

En las jornadas se han avanzado algunos aspectos del decreto que, según explica, "próximamente" aprobará el gobierno regional y que regulará las ayudas de acuicultura en Extremadura.

Uno de los técnicos del Centro de Acuicultura de Villafranco del Guadiana (del Gobierno de Extremadura), Antonio Moreno, afirmó que "probablemente el decreto esté listo para finales de este año o principios del próximo".

En este sentido, señaló que las subvenciones se concederán para nuevas explotaciones extensivas e intensivas, y ampliación de las ya existentes. Será ayudas destinadas fundamentalmente a la cría de la tenca aunque también estarán abiertas a otras especies.
TRUCHA ARCO IRIS Y TENCA

El director de este centro extremeño de acuicultura, César Fallola, indicó que la trucha arco iris es la especie predominante en la acuicultura continental (aguas interiores) de España, y que el resto de especies están vinculadas a ámbitos más locales, como la tenca en Extremadura y Castilla León; el esturión en la cuenca del Guadalquivir; o la carpa en Baleares.

En el caso de la cría de la tenca, es una especie que está muy ligada a las dehesas, con un sistema de explotación que puede variar de 8 a 20 meses hasta su comercialización.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada