jueves, 29 de noviembre de 2012


La CE propone la supresión progresiva de las ayudas a energías no renovables


Bruselas, 29 nov (EFE).- La Comisión Europea (CE) propuso hoy la supresión progresiva de las subvenciones a las energías no renovables para 2020, entre otras medidas incluidas en su programa de orientación para las políticas medioambientales nacionales.
La estrategia está destinada a "proteger la naturaleza, estimular el crecimiento sostenible, crear nuevos puestos de trabajo y poner a Europa en el camino de la prosperidad y la salud", todo ello "respetando los límites del planeta", dijo el comisario europeo de Medio Ambiente, Janez Potocnik, al presentarla en rueda de prensa.

Entre las medidas concretas destaca la "supresión progresiva de las subvenciones perjudiciales para el medio ambiente", el "desplazamiento de la presión fiscal del trabajo a la contaminación", o la creación de un sistema de seguimiento de los gastos relacionados con el medio ambiente en el presupuesto de la UE.

El nuevo programa "define el camino para que Europa se convierta en un lugar en que las personas vivan en un medio ambiente seguro y saludable", y donde el progreso económico se funda en una economía ecológica y sostenible y que haya alcanzado la capacidad de recuperación ecológica", afirmó Potocnik.

La comisaria europea de Acción por el Clima, Connie Hedegaard, destacó que la UE "no puede esperar hasta que acabe la crisis económica para abordar las crisis de los recursos, el medio ambiente y el clima".

A su juicio, la nueva estrategia "ofrece a las empresas y a los responsables políticos una visión a largo plazo muy necesaria para la transición hacia una sociedad sostenible y baja en emisiones de CO2 en Europa".

En este sentido, la estrategia señala que la supresión de las ayudas y ventajas fiscales que existen para las energías fósiles en 21 Estados miembros podría suponer un ahorro del gasto público de 25.000 millones de euros hasta 2020.

Asimismo, la eliminación del "trato favorable" que reciben los vehículos de empresa en 16 países de la UE permitiría ganar otros 24.000 millones de euros en el mismo período.

Otra propuesta es mejorar la colecta y procesado de residuos en cumplimiento con la normativa comunitaria, un sector con potencial para crear 400.000 nuevos puestos de trabajo en la UE hasta 2020 y generar unos beneficios anuales de 42.000 millones, según la Comisión.

Medidas de este tipo "podrían desbloquear una cantidad importante de fondos para financiar tecnologías limpias e incrementar la innovación ecológica", destacó el Ejecutivo comunitario.

Los tres principales objetivos del programa son proteger la naturaleza y consolidar la capacidad de recuperación ecológica, impulsar un crecimiento sostenible, bajo en emisiones de CO2 y eficiente en el uso de los recursos y abordar con eficacia los peligros para la salud relacionados con el medio ambiente.

Para alcanzarlos, la CE apuesta por reforzar la aplicación del Derecho de la UE en materia de medio ambiente, apoyar la investigación e innovación científica o hacer "las inversiones necesarias" en apoyo de las políticas de medio ambiente y cambio climático.

El programa también destaca la importancia de poner en marcha políticas para que las ciudades europeas sean más sostenibles, y de "mejorar la capacidad de la UE" para hacer frente a los retos en materia de medio ambiente y cambio climático.

La propuesta de la Comisión tendrá que recibir ahora el visto bueno del Parlamento Europeo y de los Veintisiete. EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada