martes, 25 de diciembre de 2012


Canon 1100 D, una opción para valientes y austeros

Autor:Txema Ruíz

Madrid, 25 dic (EFEfuturo).- Canon, quiere conquistar una parte del mercado fotográfico que está integrada por los usuarios que se inician en la tecnología reflex digital y, para ello, ha lanzado la 1100 D, una apuesta que se sustenta en dos argumentos.

Madrid, 13 dic (EFE).- Canon apuesta con su modelo 1100 D por mezclar un precio asequible y facilidad de uso. En la imágen la parte posterior  con la pantalla.


Es un reto importante porque para muchos usuarios el salto de las compactas es un paso atrevido, no exento de problemas relacionados con su utilización más compleja y, sobre todo, con un coste económico significativo.

Canon ha propuesto por un lado, una buena relación entre la calidad y el precio de forma que se mezcle una cámara que ofrezca todas las garantías que a priori serían exigibles a una firma como Canon y, por otra, que el manejo no sea demasiado dificultoso para los no iniciados en este tipo de tecnología

Por lo que respecta al primer aspecto, la relación calidad-precio, parece que los nipones han afinado bastante, porque esta reflex digital se puede lograr por una cifra que oscila entre los 360 y los 400 euros que se puede considerar asequible.

Evidentemente, será las cifra de ventas las que de alguna forma aclaren si esto es así y si esta política ha sido acertada. habrá que esperar.

En cuanto a la segunda cuestión, la facilidad de uso, también se ha afinado: una pantalla grande, en la que aparecen con claridad todas las informaciones precisas; varias opciones para hacer las fotos, desde la totalmente automatizada hasta la completamente manual, y varios modos de toma de imagen (paisaje, retrato, deportes etc.) y ajustes de sensibilidad (ISO), desde auto a 6.400, con disparo foto a foto, ráfaga y temporizador.

A esto hay que sumar algo que se agradece por partida doble que es el peso, notablemente menor que en otras modelos de la misma marca.

Esto se nota no solo a la hora del transporte, sino también en el momento de tener que hacer una foto "a pulso" en condiciones precarias de luz, cuando el tiempo de exposición es mayor y existe riesgo de que el movimiento estropee la toma.

El objetivo es un 18-55 milímetros, con posibilidad de enfoque manual y estabilizador de imagen. Este objetivo tiene un grado de visión amplio (18 mm.) pero se queda corto si se quiere acercar el objeto, ya que el "55", es un plano focal (distancia entre el sensor y la lente) equivalente más o menos a la visión que capta el ojo humano.

El flash que incorpora la cámara, cuyo botón de activación se ha puesto en la parte superior del cuerpo de la misma, a la derecha del propio flash, tiene una potencia que alcanzará unos 4,5 metros, pero su se quiere algo más habrá que recurrir a uno auxiliar.

Más allá de los fríos datos técnicos, disponibles en la web de la firma, se puede concluir que la canon 1100 D es una cámara adecuada para los que sí ser atrevan a dar ese paso y saltar al mundo de las reflex sin una inversión inicial excesiva y con resultados que les dejarán satisfechos. EFEfuturo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada