viernes, 21 de diciembre de 2012


El parque nuclear español pagará 300 millones anuales por tasa de combustible


Madrid, 21 dic (EFE).- El parque nuclear español pagará una media de unos 300 millones anuales por la nueva tasa de combustible nuclear gastado que aprobó ayer el Congreso en el marco de la Ley de medidas fiscales para la sostenibilidad del sistema energético, han confirmado a Efe fuentes del sector nuclear.
El cambio legislativo aprobado ayer supondrá que las operadoras de las centrales tendrán que pagar 2.190 euros por cada kilo de combustible usado que salga de los reactores a partir del 1 de enero de 2013.

La recaudación por combustible usado variará de un año a otro en tanto que los reactores sólo desechan combustible cuando están en periodo de recarga, que es algo que cambia según el reactor.

Por ejemplo, la central de Trillo (Guadalajara) recarga combustible anualmente; la de Cofrentes (Valencia) lo hace cada dos años; mientras que el resto (Almaraz, en Cáceres; y Vandellós y Ascó en Tarragona) recargan cada 18 meses.

El sector nuclear asegura que, teniendo en cuenta los tiempos de recarga -lo que hará que unos años se pague más y otros menos- los siete reactores de las citadas centrales pagarán una media de unos 300 millones de euros al año.

La nueva tasa ha sido uno de los motivos esgrimidos por Nuclenor, la empresa propiedad de Iberdrola y Endesa que opera la central burgalesa de Garoña, para justificar el cierre anticipado de la planta en 2012, a pesar de que tiene permiso para operar hasta julio del próximo año.

Fuentes de Nuclenor sostienen que la tasa de combustible usado supondrá 153,2 millones de euros para Garoña si siguiera operando hasta julio de 2013; a lo que habría que añadir otros 7,4 millones por el nuevo impuesto del 7% por la generación eléctrica; más 0,4 millones por la tasa de generación de residuos de baja y media actividad.

Esas tasas supondrían pérdidas de 96 millones de euros para Garoña, según su operadora, que prevé sacar todo el combustible usado del núcleo del reactor antes de que finalice 2012 para que no le afecte la nueva tasa.

La Ley de medidas fiscales para la sostenibilidad del sistema energético aprobada ayer rechazó una enmienda introducida en el Senado según la cual el combustible usado que se encontrara en la piscina de las centrales a la entrada en vigor de la norma, el 1 de enero, no tendría que pagar la tasa nunca aunque volviese a introducirse en el reactor para un nuevo ciclo de operación.

Esta enmienda sólo hubiera afectado a la central nuclear de Alamaraz, en Extremadura, que en este momento se encuentra en parada de recarga. EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada