viernes, 25 de enero de 2013


Greenpeace toma la gasolinera de Shell en Davos por extracciones en el Ártico


Davos (Suiza), 25 ene (EFEverde).- Veinticinco activistas de Greenpeace "tomaron" hoy la gasolinera de Shell en Davos en protesta por las actividades de extracción petrolífera de la compañía holandesa-británica en el Ártico.

WOLFGANG (SUIZA) 25/01/2013.- Un policía (izq) conversa con varios activistas de Greenpeace en una gasolinera de Shell durante una protesta convocada en Wolfgang, cerca de Davos (Suiza) en el marco de la 43ª reunión anual del Foro Económico Mundial hoy, viernes 25 de enero de 2013. EFE/Laurent Gilleron


Esta semana se celebra en la estación alpina de Davos el Foro Económico, el encuentro anual de centenas de altos ejecutivos de las mayores compañías del mundo, en el que también participa el consejero delegado de Shell, Peter Voser.

Los activistas, provenientes de Alemania, Francia, Italia, Suiza y Sudáfrica se encadenaron a los surtidores para paralizar las operaciones y esparcieron por la gasolinera tres toneladas de hielo.

Asimismo, los activistas "adornaron" el recinto con un enorme oso polar sentado encima del hielo y con una pancarta en el techo que rezaba "El petróleo del Ártico: demasiado arriesgado".

"Los enormes riesgos que Shell enfrenta en el Ártico son malas noticias para los inversores, para el medio ambiente y para el clima en si mismo", señaló el director ejecutivo de Greenpeace Internacional, Kumi Naidoo, presente en Davos.

"Después de un periodo de extracción en Alaska, que pasó de un incidente peligroso a otro, la compañía ha probado más allá de cualquier duda razonable que no puede operar de forma segura. Shell enfrenta una investigación oficial y un nivel de oposición pública que amenaza seriamente su marca", aseveró Naidoo.

"Ya es hora que la compañía eche una mirada a esta tórrida experiencia en el Ártico y se plantee esta simple pregunta: ¿vale la pena arriesgar nuestra reputación mundial por esto?", concluyó el activista.

Premio "Ojo Público", el de la "vergüenza"

El galardón "Ojo Público", conocido como "los premios de la vergüenza" y concedidos por Greenpeace y la organización no gubernamental (ONG) suiza Declaración de Berna fueron concedidos ayer, y uno de sus receptores fue Shell.

La compañía petrolera obtuvo el Premio del Público, según la voluntad de 41.800 votantes, por su "comportamiento irresponsable", y específicamente por estar implicada en la búsqueda de hidrocarburos en el Ártico, "algo que ha sido posible gracias al cambio climático, que ellos mismos colaboraron a generar".

Greenpeace solicita al Foro Económico de Mundial, organizador del Foro de Davos, que mientras Shell continúe sus actividades de extracción en el Ártico sea suspendida como miembro de la institución.

Al mismo tiempo, la ONG ha lanzado una campaña internacional para intentar preservar el "santuario" del Polo Norte y que se prohíba cualquier actividad industrial en el Ártico.

Más de 2,3 millones de personas se han unido al movimiento, incluyendo celebridades como el cantante británico Paul McCartney, el industrial inglés Richard Branson, y la actriz española Penélope Cruz. EFEverde

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada