jueves, 28 de febrero de 2013


Registran cerca de 2.200 agujas colinegras en L'Albufera


Valencia, 28 feb (EFEverde).- Los técnicos del Parque Natural de L'Albufera han registrado en las zonas de fangueo de arrozales cerca de 2.200 agujas colinegras, un ave catalogada como vulnerable en Europa tras perder más de un 30 % de sus ejemplares reproductores en muchos países e incluso el 85 % en algunos lugares de cría.

VALENCIA, 28/02/2013.- Fotografía facilitada por la Consellería de Medio Ambiente, de agujas colinegras en el Parque Natural de L'Albufera. Los técnicos del Parque Natural de L'Albufera han registrado en las zonas de fangueo de arrozales cerca de 2.200 agujas colinegras, un ave catalogada como vulnerable en Europa tras perder más de un 30 % de sus ejemplares reproductores en muchos países e incluso el 85 % en algunos lugares de cría. EFE

La aguja colinegra o limosa limosa es una de las zancudas europeas más grandes y vistosas, con mucho colorido en el vuelo y con unas largas patas características, localmente conocida con el nombre de tètol y que durante esta fechas llega a L'Albufera de Valencia formando concentraciones que pueden superar las 3.000 aves.

Según ha informado a EFE la Conselleria de Medio Ambiente, desde finales del otoño, cerca de un centenar de estas aves han pasado el invierno en L'Albufera, pero en febrero su número ha empezado a aumentar y es previsible que alcancen las máximas concentraciones a finales de este mes y en la primera semana de marzo.

De momento, los técnicos de la Oficina de Gestión Técnica del Parc Natural, dependiente de la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, han detectado cerca de 2.200 ejemplares en zonas donde trabajan los tractores que fanguean los arrozales que han permanecido inundados a lo largo de los últimos meses.

La importancia de estas cifras y su tiempo de permanencia dependerán de que se mantengan inundadas algunas zonas del marjal, han resaltado las fuentes.

Una especie migratoria
La aguja colinegra es una especie limícola migratoria distribuida por el continente Euroasiático, con tres subespecies reconocidas, que en invierno alcanza el África ecuatorial y Oceanía.

En Europa se presenta la subespecie islándica que se reproduce en Islandia, el norte de Noruega y las islas Shetland y la subespecie limosa, que se localiza en la parte central de Europa y Asia.

Las principales áreas de invernada de estas subespecies se encuentran en la fachada atlántica del su


Foto/EFE/Kai Försterling

r de Europa, el Mediterráneo y África, donde se registran las mayores concentraciones.

Los arrozales de L'Albufera
Los arrozales del Parque Natural de L'Albufera son una de las localidades de descanso y avituallamiento utilizadas por las agujas durante su viaje de regreso a los lugares de cría, localizados en el centro y norte de Europa.

De esta forma, durante unas semanas, estas aves aprovecharán los recursos alimenticios que ofrece el marjal durante el periodo en el que se lleva a cabo el drenaje y el fangueo de los campos de arroz.

Su presencia en la Albufera confirma la importancia que tienen los arrozales para la conservación de esta especie y de otras muchas aves acuáticas.

La supervivencia de este migrante, que año tras año visita el marjal valenciano, depende en buena medida del mantenimiento de grandes superficies de inundación y del calendario en el que se inician los trabajos de fangueo de los arrozales.

Trabajo agrícola y conservación de la biodiversidad
Según Medio Ambiente, se trata de un "ejemplo excelente" en el que se combina la conservación de la biodiversidad y los trabajos agrícolas.

Esta simbiosis debe servir como ejemplo para lograr una actividad agrícola compatible con los valores naturales del Parque Natural de l'Albufera y en el que se hace patente el importante papel que juegan los agricultores arroceros valencianos en la conservación de la biodiversidad en Europa. EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada