lunes, 25 de marzo de 2013

Empleos verdes, iniciativa de respeto medioambiental

Por Masiel Fernández Bolaños *



La Habana (PL) La creación de los llamados empleos verdes es una iniciativa en desarrollo que debe comprenderse en su total magnitud, sobre todo en un entorno de crecientes dificultades laborales y deterioro medioambiental.Más allá de la denominación lo importante es tener en cuenta que el reto radica en promoverlos con el fin de transitar hacia una economía más respetuosa con el medio ambiente, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Los empleos verdes contribuyen a reducir el consumo de energía y la utilización de materias primas, disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero, minimizar los desechos y la contaminación, y proteger los ecosistemas.

Con las políticas apropiadas y su correcta implementación, el cambio hacia una economía más verde podría producir un doble beneficio: ambiental y social, remarca la organización.

Además tiene el potencial de crear un incremento de entre 15 y 60 millones de nuevos empleos a lo largo de las próximas dos décadas, si se compara con lo que podría aportarnos el escenario actual.

Unido a ello, podría ayudar a decenas de millones de personas a salir de la pobreza.

Los expertos también reconocen que se perderán algunos puestos de trabajo y empresas, sobre todo en los sectores con altas emisiones de carbono, los cuales representan entre 10 y 20 por ciento del empleo en la mayoría de los países.

Sin embargo, surgirán nuevos puestos de trabajo y empresas a medida que la transición hacia una economía más respetuosa con el entorno abra nuevos mercados, estimule la innovación ecológica y atraiga inversiones.

INICIATIVA EN DESARROLLO

Países como Alemania y Kenya ya están invirtiendo en la explotación de fuentes energéticas, en la eficiencia en este campo y en las energías renovables. Se han creado decenas de millones de plazas impulsadas por la iniciativa.

En la Unión Europea, por ejemplo, existen alrededor de 15 millones de empleos vinculados, directa o indirectamente, con la protección de la biodiversidad y la rehabilitación de los recursos naturales.

En Alemania, la llamada locomotora del Viejo Continente, un programa de renovación de edificios dirigido a mejorar la eficiencia energética genera unos 300 mil lugares cada año.

En América Latina destaca el caso de Brasil, el cual desarrolla esa iniciativa en sectores y ocupaciones que contribuyen a reducir el impacto medioambiental.

UNA TRANSICIÃ"N NECESARIA

Muchas son las voces que concuerdan en la ineficacia e insostenibilidad del modelo de desarrollo imperante para el medio ambiente y las sociedades en general.

La economía verde puede incluir a millones de personas más, ayudándolas a superar la pobreza y brindando mejores medios de vida a las actuales y futuras generaciones, de acuerdo con el director ejecutivo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), Achim Steiner.

El funcionario destacó los beneficios netos en términos de empleo total mundial, que se estiman entre 0,5 y dos por ciento.

En las naciones emergentes y en desarrollo es probable que los beneficios sean superiores a los países industrializados, pues pueden pasar directamente a la economía verde en lugar de reemplazar la infraestructura obsoleta de uso intensivo de recursos.

El director general de la OIT, Juan Somavia, apunta que debemos pasar de manera urgente a un enfoque sostenible mediante la adopción de políticas en el que las personas y el planeta jueguen un papel central.

Uno de los objetivos esenciales es garantizar que el trabajo decente y la inclusión social formen parte integral de cualquier estrategia futura de desarrollo, agregó.

Somavia argumenta que la sostenibilidad ambiental no constituye una amenaza para el empleo, como a veces se afirma, ya que si se administra de manera apropiada, puede contribuir con la creación de más y mejores plazas, la reducción de la pobreza y la inclusión social.

El uso excesivo de recursos naturales, explicó, ha creado pérdidas enormes, incluyendo más de un millón de empleos para los trabajadores forestales, sobre todo en Asia, como consecuencia de las prácticas insostenibles de gestión de los bosques.

Los entendidos en la materia advierten que el sector de la pesca podría enfrentar un importante desafío, aunque temporal, debido a la sobreexplotación. Pueden ser necesarias reducciones de las capturas en muchas especies para permitir que las decrecientes poblaciones de peces se recuperen.

Por otra parte, las mujeres podrían figurar entre los principales beneficiarios de una economía más verde, socialmente inclusiva, y que brinde mayor acceso a oportunidades laborales.

Sería posible la reducción de muchas de las cargas que pesan sobre ellas gracias al acceso a energía limpia, seguridad alimentaria y viviendas sociales que hagan un uso eficiente de la energía y del agua.

PARA LOGRAR AVANZAR

La necesidad de implementar las políticas adecuadas es considerada uno de los retos fundamentales para lograr beneficios palpables.

Dichos resultados pasan por reconocer que los desafíos ambientales y socioeconómicos necesitan abordarse de manera integral y complementaria.

Para los impulsores de la iniciativa: OIT y PNUMA, esto significa promover e implementar procesos de producción sostenibles a nivel de empresa, en particular entre pequeñas y medianas involucradas en sectores relacionados con el tema.

Asimismo, resultan fundamentales las medidas a favor de la extensión de la protección social, el apoyo a los ingresos y la formación profesional a fin de que todos los trabajadores estén en condiciones de aprovechar estas oportunidades.

Las normas internacionales del trabajo y los derechos de los trabajadores pueden ofrecer un marco jurídico e institucional, así como orientación política, que permita laborar en una economía más verde y sostenible, en especial en lo que se refiere a la calidad, la seguridad y la salud en el trabajo.

También es de vital importancia para la gobernanza del desarrollo sostenible el diálogo social eficaz que involucre a empleadores y sindicatos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada