miércoles, 20 de marzo de 2013


Entregan certificación a bosque natural en Panamá
XINHUA
Proyecto abre paso a la venta legal de madera en el mercado nacional e internacional. 43 mil hectáreas de bosques en la comarca Emberá Wounaan tendrán un manejo sostenible
 
Entregan certificación a bosque natural en Panamá
BENEFICIO. Los bosques son captadores de dióxido de carbono, uno de los gases que produce el calentamiento global. Foto: Ed Grimaldo | La Estrella
2013-03-20 — 12:00:00 AM — PANAMÁ. La entrega en la capital panameña por parte del no gubernamental Consejo de Manejo Forestal (FSC, en inglés) de la primera certificación a un bosque natural en Panamá, promete el inicio de un camino para la venta de madera responsable al mercado local y a otros mercados como Europa y Asia.

La perspectiva fue destacada a Xinhua por varios expertos que asistieron al acto de entrega del certificado a dos operaciones forestales de más de 43 mil hectáreas en la comarca indígena Emberá Wounaan, localizada en la oriental y selvática provincia panameña de Darién, fronteriza con Colombia.

La entrega de la certificación a los planes de manejo que ejecutan la comunidad de Río Tupiza y la comunidad de Marragantí, se hizo en el marco de la I Rueda Internacional de Negocios Forestales Responsables que se realiza en Panamá, y como una iniciativa del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés).

Rodrigo Donadi, asesor comercial de WWF, dijo que la entrega del primer certificado de manejo forestal a un bosque natural en Panamá, ya que antes se habían dado la certificación pero a plantaciones en este país, puede contribuir a alzar el perfil del sector forestal sostenible y generar un mayor interés en este tipo de producto.

Explicó que la idea es tener un mayor control sobre la cadena de producción, y, ante las exigencias de empresas de madera certificada, ayudar a controlar mejor la tala ilegal y el comercio ilegal de madera, lo que puede impactar en especies que son vulnerables.

Dijo que el objetivo es trabajar con madera que esté bajo un manejo sostenible o certificada por FSC, y que es la principal organización que rige en materia de estándares de certificación en el mundo, y para el manejo forestal sostenible.

Donadi explicó que lo que se pretende es que la madera panameña, que se exporta directamente, pueda llegar a nichos de mercado de alto nivel, que estén interesados en la madera certificada, lo cual conlleva, además, beneficios sociales a comunidades que trabajen en la actividad, como las indígenas.

El experto comentó que el modelo de negocios que se realiza a través de la rueda -de dos días- se ha hecho ya en Colombia y en Perú, y que el objetivo es conectar a productores responsables con compradores que también tengan políticas responsables, a fin de hacer y concretar negocios.

En la rueda de negocios hay compradores de madera de Estados Unidos, Colombia, Costa Rica, Bolivia y Perú, que también están certificados.

Donadi dijo que la rueda da la oportunidad de promover, además, el uso de maderas alternativas menos vulnerables que las comercialmente conocidas a nivel nacional e internacional.

Consultado sobre el precio que se puede cobrar en los mercados por una madera certificada FSC, el experto calculó que puede ser de entre 15 y 20 por ciento adicional al precio habitual.

Por su parte, Gerardo González, de la Dirección de Gestión Integral de la estatal Autoridad Nacional del Ambiente, opinó que la primera entrega de una certificación a un bosque natural en Panamá abre la oportunidad a la venta de este tipo de madera totalmente legal.

Dijo que se trata de la entrega de un certificado de garantía sobre el manejo de un bosque que se aprovecha, pero que se recupera también.

El funcionario reconoció que ésta es una propuesta interesante para el mercado de la madera en Panamá, y porque este tipo de manejo no se estaba haciendo con los bosques naturales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada