lunes, 18 de marzo de 2013


España podría incumplir objetivos de eficiencia energética, según expertos


Bruselas, 18 mar (EFECOM).- España podría llegar a incumplir los objetivos de eficiencia energética fijados por la Unión Europea (UE) debido a la "escasa ambición" de sus políticas y la falta de una estrategia a largo plazo, según un informe del Observatorio de la Eficiencia Energética (EEW, en inglés) publicado hoy.

El estudio, coordinado por el Foro Europeo para las Fuentes de Energía Renovables (Eurofores), destaca positivamente la existencia de agencias energéticas a distintos niveles de la Administración, los controles que aplica, la presentación de informes y la verificación de sus propios planes.

Esto garantiza a España una valoración intermedia dentro los Veintisiete, a medio camino entre la "alta calidad" de los planes sobre eficiencia energética de países como Alemania y la "baja calidad" de otros como Eslovaquia, según el documento.

El 44 % de los expertos consultados considera que España no logrará los objetivos de ahorro energético, mientras que el 26 % cree que los conseguirá pero sin ahorro adicional y el 19 % que es posible alcanzarlos, aunque ninguno de ellos piensa que el país vaya a lograr la meta con total seguridad.

La directiva comunitaria en materia de eficiencia energética establece un objetivo de ahorro orientativo del 9 % para 2016, así como obligaciones en relación al ahorro energético y la promoción de la eficiencia y los servicios energéticos.

El informe publicado valora el nivel de implementación de las distintas políticas nacionales desde que los primeros planes de acción fueron aprobados en 2007, un año después de la adopción de la directiva.

El estudio señala la laguna que existe en cuanto al desarrollo de políticas en el sector residencial, al no haber establecido sanciones en caso de incumplimientos, y aconseja mejorar el asesoramiento energético para propietarios de inmuebles.

Otra de las deficiencias apuntadas en el documento es el sector de los transportes, al que critica la inconcreción de los múltiples instrumentos y medidas que se mencionan en los planes nacionales, así como la falta de incentivos económicos.

Del mismo modo, apuesta por incrementar las primas para la substitución de electrodomésticos antiguos por nuevos y más eficientes.

Asimismo menciona la estrategia de España para el sector público, en concreto los edificios de propiedad pública, para los que se señalan que hay pocas medidas de ahorro a parte de la iluminación y suministro y desalinización de agua.

En cuanto al sector industrial y servicios, celebra los incentivos económicos existentes y anima a España a definir metas concretas de ahorro energético. EFECOM

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada